La BMW S1000 R y la Yamaha MT10 representan como pocas la quintaesencia de las maxi naked deportivas de altas prestaciones y tecnología ¿Qué ocurre si las enfrentas?

A ningún aficionado se nos escapa que en los últimos años las naked deportivas son las favoritas del mercado. Desde la cilindradas más pequeñas como 125 hasta 1000 cm³ y superiores, todo el mundo quiere tener su propia “Street Fighter” para plantar cara a la competencia. Recuerdo como a principio de los 2000 excelentes motos de este tipo ya existían, pero el mercado (al menos el nacional) no lo aceptaba. Motos como la Aprilia Tuono o incluso las primeras Yamaha Fazer 1000 ya estaban, pero apenas se vendían.

En cambio, ahora parece que lo más “molón” es tener una buena naked potente, tecnológica y de diseño agresivo. De ese modo parece que se ha llegado un punto relativamente lógico de ventas, en el que este tipo de motos logran prestaciones, pero también diversión, facilidad de conducción y cierta polivalencia para poder usar a diario, no como las súper deportivas de manillar bajo, carenados ajustados y curvas de potencia más agresivas.

Fotos comparativa BMW S1000R-Yamaha MT10

Tampoco es nada nuevo, porque las “Street Fighter” ya hacían esto mismo a mediados de los 80. Es decir, que muchos aficionados cogían las súper deportivas de la época como las Suzuki GSXR SACS o las Yamaha EXUP y, cuando tenían un golpe caro de reparar, las quitaban el carenado y las instalaba un manillar alto. De ese modo, tenían una moto divertida, más ligera, muy cómoda de llevar y con motores tan potentes y chasis tan estables como sus hermanas deportivas porque, básicamente eran las mismas…  pero desnudadas.

Realmente, esa filosofía puramente “Fighter” es la que hemos reunido hoy aquí, y además con los modelos más vendidos del segmento.

COMPARATIVA YAMAHA MT 10-BMW S1000R: EL PODERR ALEMAN

Desde luego, la BMW S1000 R tiene claramente la base de la superbike S1000RR, la moto más potente y rápida del mercado durante muchos años. Su chasis  doble viga de aluminio es el mismo con la parte trasera aligerada, y su potente motor también aunque mejorando el par y quitando algunos caballos arriba. Puedes ver a las dos en acción en este video:

Sin duda, sin carenado la velocidad máxima es secundaria cuando tienes la potencia y empuje en bajos y medios que puede proporcionar este motor, que además se rebaja en compresión para ser (si se puede) aún más robusto.

Fotos BMW S1000 R 2017 (68 imágenes)