¿MotoGP o Superbikes? Esta es una de las mayores dudas del aficionado al motociclismo: preferir un campeonato u otro, pero hay otra duda mayor: ¿Qué diferencias reales hay entre ellas?

Sí, porque el público general concibe “las carreras de motos del domingo” como esas que se corren en circuito, se retransmiten en televisión los domingos y en la que ganan tantos españoles… pero eso no es del todo cierto. Cierto que todas son motos de velocidad, pero no son las categorías y no en ambas ganan habitualmente pilotos españoles. Eso es porque la mayor parte de la gente no conoce las diferencias entre el mundial de velocidad, cuya categoría máxima es MotoGP, y el mundial de Superbikes donde la categoría máxima es, precisamente, las Superbikes también conocida como SBK.

Pues sus diferencias son importantes, a pesar de que su estética es muy similar y sus prestaciones puras también se van cada vez acercando más. Aquí os explicamos todas las diferencias.

MOTOGP, LO MÁXIMO

Siempre se pone este ejemplo, pero es que cierto: MotoGP es el equivalente en las motos a la Fórmula 1. Es el máximo ejemplo de tecnología y el “no va más” en cuanto a medios y prestaciones.

Como decíamos, es la máxima categoría del Mundial de Velocidad que se comenzó a celebrar en 1949, poco después de finalizar la II Guerra Mundial.

Hasta el 2001 esta máxima categoría eran motos de 500 cm³ que podían ser de 2 ó 4 tiempos. Por lógica, todas eran de 2 tiempos porque se conseguía mayor ligereza y potencia, aunque Honda experimentó con las famosas NR 4T.

A partir de 2001, ya se implantaron los 4 tiempos porque el mercado no tenía motores de 2 tiempos y es lógico que las marcas quieran rentabilizar su inversión, su tecnología y su imagen en las motos de calle. Por eso, la primera cilindrada impuesta era de 990 cm³, aunque bajó (presionados por Honda) en el 2007 a 800 cm³. Esto disparó los gastos de mantenimiento e hizo que las motos fueran más difíciles de pilotar, por lo que en el 2012 se subieron de nuevo a 1.000 cm³ limitando el número de cilindros que antes era ilimitado (ahí estaban las Honda V5) y ahora se queda en 4.

Así, las MotoGP son prototipos que pueden tener la configuración de motor que quieran, aunque la más usada son los 4 cilindros en línea (Yamaha, por ejemplo) o V4 (Honda), siempre con un pistón con un diámetro máximo de 81 mm. Esto es importante porque algunas marcas como Aprilia usaron su motor superbike con algunos cambios para comenzar a competir en MotoGP, y esto creó varias quejas. En la época de 500 se usaban configuraciones muy particulares como el 4 en cuadro de Suzuki, que ahora ya no se ven.

FOTOS MOTOGP

También los materiales pueden ser tan sofisticados y aligerados como quieran, aunque ahora se ha impuesto la centralita única– ECU Magneti Marelli- igual para todos los pilotos, así como los neumáticos que tienen que ser Michelín (Bridgestone hasta el año pasado). El peso mínimo actual es de 157 kg, con una capacidad máxima del tanque de 22 litros.

Así, las velocidades máximas superan ya bastante los 350 km/h, y es fácil que no se quiera sobrepasar porque no habría neumáticos de moto capaz de aguantarlo más de un cierto tiempo.

SUPERBIKES. MÁXIMA TECNOLOGÍA PARA TODOS

El mundial de Superbikes (WorldSBK) nació en 1988, y su máxima meta era acercar un mundial de velocidad a las motos y al usuario apasionado de calle. Es decir, para ello había que usar motos que se vendieran en la calle con una lógica (e importante) preparación, y l