En el año 2005 Yamaha presento su primera MT, Master of Torque. Después, tras presentar varios modelos, en el 2013 se presentó la peso medio perfecta: la MT07.

Aquella primera MT fue la 01, con un gigantesco motor V2 de 1700 centímetros cúbicos (1670 reales) de herencia y estética totalmente custom, y que posiblemente tenía uno de los motores más bonitos jamás fabricados por la industria japonesa. Inicio una familia de naked deportivas agresivas y musculosas que, con el tiempo, ha logrado una penetración más que significativa en el mercado y prácticamente un segmento en sí mismo. Sus agresivas y afiladas líneas se refuerzan en cada generación, y de su lema es “Dark Side of Japan”. Es decir, el poder de la oscuridad según la filosofía y estética “cyberpunk” japonesas. Por eso, precisamente, las decoraciones suelen ser más bien oscuras y, digamos, intimidantes, claramente basadas en los comics futuristas apocalípticos clásicos de la cultura japonesa, como Akira, Capitán Harlock o, u otros no japoneses o los cercanos “manwhas” coreanos como Priest (cuya película homónima se llamó aquí “El sicario de Dios”).

Claro que aquella gigante y musculosa MT01 no era accesible para todos los públicos, ni muchísimo menos. De hecho, necesitabas bastante experiencia y fuerza física para manejar una naked nada ligera y que por cada giro acelerador te recompensaba con unos pistonazos que te catapultaban hacia delante como si te hubiera coceado un caballo salvaje. Rápidamente se llegó a la conclusión de que había que crear motos más asequibles y una gama más variada para llegar a una mayor cantidad de público para mostrar esa espléndida y personal visión de las naked según Yamaha.

Así, ahora mismo cuenta desde una preciosa 125 hasta una poderosa Yamaha MT10, con el motor 1000 de 4 cilindros heredado de la mismísima superbike R1M1 de la marca… que ahora está marcando una referencia en el mundial de Superbikes, por cierto.

Pues está claro que entre la popular 125 para noveles “automovilistas con carnet de moto” y la exigente, y agresiva 1000, se necesita una puerta de entrada para que los nuevos aficionados pueden acceder al mundo de la moto grande. Por eso se creó la MT 09 tricilíndrica, conceptualmente muy cerca de la MT 10, y un paso más “fácil” la muy asequible y fantásticamente efectiva MT 07 qué equipa un excelente bicilíndrico paralelo que ya hemos podido disfrutar en otros excelentes modelos como la Tracer o la XSR 700.

Pues en este 2021, como todas las marcas, los modelos de mayor venta han tenido que ser revisados para pasar la norma Euro 5 y, de paso, actualizarlo. Así, aquí tenemos la MT07 2021 y aquí os explicamos todas sus características con nuestra sincera opinión sobre cómo va.

PRUEBA YAMAHA MT 07 2021: NOVEDADES

Duda, y lo que más llama la atención desde el primer momento es su espectacular, agresivo y casi “alienígena” frontal, con las 2 luces LED superpuestas que le da un impactante de aspecto de invasor extraterrestre. Por otro lado, el motor- por supuesto- reduce ahora sus emisiones y sonido para pasar las especificaciones que exige la norma Euro 5 pero proporciona casi los mismos caballos, con 73,4 cv. declarados (74, 8 en el modelo anterior), que pos supuesto se puede limitar a 35 KW para los dos primeros años de carnet. Técnicamente incorpora un nuevo sistema de admisión y electrónico desarrollado con nueva ECU.  También con un nuevo escape, que apenas sube el peso total en 2 kg, situando a la nueva MT 07 a 184 kilos.

Como novedades también tenemos una nueva pantalla LCD con toda la información necesaria para un uso normal (temperatura, gasolina, reserva, parciales, etc.) que se pueden ver perfectamente presionando los mandos de la piña.

Se ha variado ligeramente la ergonomía, para tener un mejor control de la dirección. Así, el manillar es un poco más ancho llegando los 32 mm, y 12 mm más alto y 10 más cerca del piloto.

Los discos de freno son nuevos, con 298 mm delante 245 detrás, mientras que la bomba sigue siendo convencional y los latiguillos de goma. Si la comparas con otros modelos que se pueden presuponer rivales directos, apenas ofrece ninguna ayuda electrónica (excepto el obligatorio ABS, por supuesto), pero el motorista novel que se hace con los servicios de esta encantadora MT07 es más que posible que no lo eche de menos. Sin embargo, sí que le encantará su precio que se encuentra justo por debajo de 7. 000 €. Es decir, 6. 999.

 PRUEBA YAMAHA MT 07 2021: DARK SIDE PARA TODOS.

Es de esas motos que tienen la mágica capacidad de hacerte sentir que es tu moto de toda la vida, cuando apenas ha pasado un instante tras rodar los primeros metros. Todo está su sitio, todo es fácil de regular, es ágil, estrecha, se siente ligera y manejable.

El palpitar del bicilíndrico paralelo que ya conocemos, puede ser ahora más suave que el modelo anterior según recuerdo (aunque para esto habría que probar los dos al mismo tiempo y varios kilómetros), pero a efectos prácticos lo recuerdo igual de suave, dosificable y casi mágico. Y digo mágico porque desde parado y a bajas revoluciones se comporta como una perfecta moto urbana, mientras que cuando afrontas una carretera de curva se convierte en una pequeña gran caza gigantes cuando sobrepasas las 4. 000 revoluciones. Aquí si note cómo influye la nueva ergonomía y posición del manillar, con lo que tienes un perfecto control de la rueda delantera, y puedes abrir el acelerador mucho antes que otros modelos claramente más potentes, frenar mucho más tarde y entrar en una curva y salir con una facilidad infinita y menos esfuerzo físico.

Además, la posición de pilotaje es fantásticamente cómoda porque sientes las piernas nada flexionadas, pero si sientes el control de toda la moto, y en carretera apenas llegas en algún momento a rozar las estriberas… a no ser que vayas exclusivamente a hacerlo, yendo un ritmo que no debes, entrando con una fuerza que sólo te servirá para salir en una foto, y desde luego no para ir más ligero ni más seguro.

Por otro lado, el asiento trasero no es nada incómodo… a no ser que quien lleves atrás sea demasiado alto o excesivamente ancho. Eso sí, llegado este punto querrás apretar la amortiguación trasera, que está bastante accesible, y aquí notas que el ajustado precio de esta Yamaha MT 07 repercute en unos elementos de calidad justa. Por ejemplo, el amortiguador se siente demasiado duro si lo aprietas o demasiado blando si lo prefieres dejarlo cómodo, por lo que, dependiendo de tu elección, de muchos baches sales con la moto “flotando” o con un bote seco que te repercute directamente en el, ejem…, culo.

Si te pones a viajar con ella, apenas vibra y la sientes capaz de tragar todos los kilómetros que necesites- recuerda que es el mismo motor que empuja la Tracer 700 o la Teneré– pero ten en cuenta que su protección aerodinámica es igual a cero, que por eso es una moto naked.

No obstante, a la ya comentada comodidad y posibilidad de montarle todo tipo de accesorios ruteros como alforjas como maletas bolsas de depósito, también has de tener en cuenta que consume muy poco. Nuestra media estuvo entre 4,5 y 4,7, pero tenemos que hacer tramos muy rápidos exprimiendo las marchas para pasar claramente de 5, y en un uso normal se mantenía muy fácilmente por debajo de 4,3. Es decir, el trabajo en la electrónica y eficiencia del motor de los chicos de Yamaha se ve recompensada en un buen consumo y en una respuesta de motor fantástica, teniendo cuenta su cilindrada, su segmento y la potencia de la que estamos hablando. Por otro lado, la información que te ofrece el cuadro es perfectamente legible y eficaz para un turismo tranquilo y desnudo. Es decir, es una moto naked, no un modelo súper rutero con el que se vayan hacer etapas Madrid-cabo Norte sin descanso… Pero os repito que puede ser una gran viajera.

A los frenos les pasa un poco lo mismo que a la amortiguación: cumple perfectamente en un uso normal, pero cuando les exiges este das cuenta que estás sobre una moto de menos de 7. 000 €. La moto para perfectamente dónde quieres con una dosificación muy buena, pero si pillamos días muy calurosos y en zonas muy reviradas, al final sí que notamos un claro hundimiento de la maneta y menos mordiente que al principio.

PRUEBA YAMAHA MT 07 2021: OPINIÓN FINAL

La Yamaha MT 07 2021 es la típica moto que todos hubiéramos deseado como primera moto grande. Lo tiene todo, desde potencia hasta estética y una parte ciclo fantástica, sin olvidar un precio de acceso que le cuadra a cualquier motorista novel ilusionado con entrar en este mundo de las dos ruedas. Desde luego, los nuevos motoristas actuales son muy afortunado respecto a los que empezamos hace décadas, donde la oferta era mucho más cara, mucho menos variada y de las motos buenas sólo se agolpaban en la cúspide de la pirámide, siendo básicamente caras (inasequibles para la mayoría de los bolsillos, y menos los nuestros) y desde luego nada indicadas como modelos para iniciarse.

En este caso, entre su compacto diseño, su polivalencia y un motor que es otro de los diamantes de la marca de los diapasones que combina una potencia disfrutable en cualquier uso, robustez mecánica y un bajo consumo, la MT07 2021 continúa con la evolución de un modelo que se ha vendido excelentemente bien a buen seguro lo seguirá haciendo porque, tengas el nivel y experiencia que tengas, te hace disfrutar y te bajas de ella con una sonrisa de oreja a oreja.

PRUEBA YAMAHA MT 07 2021: LIKE-NO LIKE

LIKE: Motor. Polivalencia. Facilidad de pilotaje.

NO LIKE: Protección aerodinámica (como buena naked). Calidad de amortiguación. Sin ayudas electrónicas.