Fabricar motos en la india ya no es una sorpresa, pero la nueva alianza entre la Triumph y Bajaj sí, porque así es como los ingleses fabricarán sus motos de baja cilindrada

El interés de las marcas de motos que sólo tienen modelos de cilindrada alta, y además del segmento premium, es como aumentar su “cantera” de compradores potenciales. En estos casos, lógicamente la solución entra por fabricar modelos de menor cilindrada que puedan dar acceso a su marca motoristas noveles con el carnet limitado y poca experiencia. Así, parece que la India se ha convertido en el último objetivo para este tipo de maniobras porque ya lo hizo en su momento Harley Davidson con las 750 y lo volverá a hacer con una gama de 300 y BMW con las 310 (pincha aquí),

Y en breve otras de gama muy alta como MV Agusta, cuyas pruebas y reportajes puedes leer aquí.

Pues ahora le toca a Triumph, que los modelos más contenidos que tienen son de 765 cm³ (pincha aquí), lo que unida al segmento en que se mueve la fábrica de Hinckley impide o al menos coarta a los más novatos de adquirir un modelo inglés.

Por eso, Triumph ha firmado un acuerdo con Bajaj Auto para desarrollar toda una gama de media cilindrada que en principio irá de 250 a 750 cm³ con una nueva plataforma (o sea, básicamente chasis), y de un perfil más popular y barato que sus modelos actuales. Su precio base será de 200.000 rupias, que son unos 2500 €, aunque desde luego este precio no llegará a nuestras latitudes porque aparte de motivos económicos y arancelarios, se da de frente con la política premium de Triumph.

La primera duda es si estos nuevos modelos se venderán sólo en el mercado asiático y otros como sudamericano (donde Triumph tiene una planta de ensamblaje en Brasil), o llegarán a todos los países en que esté presente. Pues parece que sí, porque en los países que no estuviera presente Triumph, Bajaj tiene 650 concesionarios a nivel mundial, y allí comercializará estos nuevos modelos representando a la marca inglesa. O sea, con una línea comercial diferente entre ellas.

En cuanto a calidad, la capacidad de fabricación de la India está más que demostrado. Aparte de la influencia inglesa colonial en su momento, donde los británicos montaron una potente red industrial, como ejemplos recientes tenemos las nuevas Royal Enfield 650 (puedes leer sus pruebas pinchando aquí) que son un excelente espejo en que se puede reflejar Triumph.

No hay fecha para el comienzo de esta colaboración. Mientras tanto, los jefes de ambas marcas hacen las declaraciones habituales en estos casos. Por un lado, John Bloor, CEO de Triumph, declara:

 “Esta es una asociación importante para Triumph y estoy encantado de que ahora se formalice definitivamente. Además de llevar nuestra marca a nuevos territorios cruciales, los productos que surgirán fruto de esta asociación también ayudarán a atraer a un público más joven pero aún más exigente y el acuerdo es un paso más en nuestras ambiciones de expansión global, particularmente en mercados en rápido crecimiento como el sudeste asiático, pero también impulsará el crecimiento en territorios más maduros como Europa”.

Y por parte de Bajaj, su director gerente Rajiv Bajaj dice que:

“La marca Triumph es icónica en todo el mundo, por lo que confiamos en que en India y otros mercados emergentes habrá un gran apetito hacia estos nuevos productos. Estamos deseando trabajar junto a una marca de motocicletas tan famosa y aprovechar las fortalezas y experiencia de ambas partes para que la relación sea un éxito para todos”.