Tras casi dos meses de confinamiento, parece que ya se puede montar en moto con reservas, ¡pero también con pasajero!

Desde el principio del confinamiento, lo de poder montar en moto o no era una duda que todos teníamos y que los informes, noticias y leyes urgentes al respecto despejaba en entre poco y nada. Básicamente, todo se plegaba a la decisión del guardia civil, policía o que tuviese la potestad de pararte y pedirte la documentación. Pero ahora, cuando ya empieza entrar la fase 1 de desconfinamiento, hay detalles muy importantes que empiezan a concretarse. Sin duda, el más importante es la posibilidad de llevar pasajero.

Nadie se explicaba muy bien por qué en coche se podían montar varias personas (en todos los asientos si se conviven juntos o sólo dos personas por fila en caso de no hacerlo) mientras que, en cambio, sobre una moto, donde se respetan las reglas de distanciamiento social (uno va detrás de otro) y aislamiento (casco con pantalla, guantes, etcétera) por definición, no se podía hacer.

Por eso, el lunes día 11 de mayo la mitad de España ha entrado en esa fase 1 donde se da algo más de libertad al movimiento y a la posibilidad de reunión social. Así, en la Orden Ministerial TMA 400/2020 se aclaran muchos detalles, como que en toda moto y vehículos similares (es decir, scooter, ciclomotor, tri y cuadriciclos) el piloto puede llevar un pasajero en su correspondiente asiento trasero. Vamos, todos los que son correspondientes a la categoría L.

Y así parece que será también en todas las siguientes fases, aunque lógicamente se quiere respetar la vestimenta adecuada. Es decir, como decíamos antes llevar casco integral para aislar nariz y boca, y guantes para no tocar directamente algún elemento en que se pueda recibir ni transmitir el virus. En cuanto al casco, también si es abierto se puede llevar una mascarilla de protección.

Aquí entra el problema de las motos compartidas o de alquiler temporal en núcleos urbanos (motosharing), donde los guantes y cascos son compartidos al dejarlos el usuario anterior ya sea bajo el asiento o en el transportín en trasero, por lo que desde luego es más que recomendable (necesario, vamos) llevar el propio equipo uno mismo. Es decir, tu propio casco y guantes.

Eso sí, durante la fase 1 seguimos pudiendo desplazarnos (y por lo tanto montar en moto) dentro de nuestra provincia, por lo que hacer grandes rutas en moto o viajes es todavía una cosa del futuro… Aunque realmente dentro de la misma provincia podemos hacernos rutas fantásticas. No obstante, ese tipo de recorridos tampoco están autorizados aún si no son obligados como ir a trabajar, visitar familiares enfermos, etcétera

Todo esto se explica en el artículo 7 titulado “libertad de circulación”, donde se dice literalmente:

Se podrá se podrá circular por la provincia, isla o unidad territorial de referencia a efectos del proceso de desescalada, sin perjuicio de las excepciones que justifiquen el desplazamiento a otra parte del territorio nacional por motivos sanitarios, laborales, profesionales o empresariales, de retorno al lugar de residencia familiar, asistencia y cuidado de mayores, dependientes o personas con discapacidad, causa de fuerza mayor o situación de necesidad o cualquier otra de análoga naturaleza”.