Las “naked sport” son las motos que ahora mismo lo están “petando” en el mercado por su combinación entre polivalencia y diversión. Aquí te indicamos las siete mejores de cilindrada media.

Sin duda, y con permiso de las trail, las naked son las motos más solicitadas del mercado. Con manillar alto, excelentes parte ciclo y motores modernos, logran mezclar la comodidad de una urbana o rutera con la adrenalina de una deportiva. O sea, lo que llamaríamos la tormenta perfecta. Por eso no es de extrañar que copen la mayoría de las 10 motos más vendidas cada año. Pero claro, las podemos encontrar de diferentes cilindradas, desde 125 hasta mucho más de 1000 centímetros cúbicos. Por lo tanto, hemos elegido las de cilindrada media porque combinan la ligereza y facilidad de manejo de modelos más pequeños con la celebración y las proximidades deportivas de las más grandes.

¿Y que es cilindrada media? Pues la época en que esto se consideraba los 600 centímetros cúbicos ya han pasado. Motos como las exitosas Honda Hornet o la Yamaha FZ ahora son más grandes, y podemos considerar que está entre 700 y 900 cm³. En ese rango tenemos motos excelentes que logran divertirnos en curvas o algún circuito más que con cualquier deportiva (entre otras cosas porque son más sencillas y fáciles de pilotar, una de sus principales ventajas) y que también nos sirven para movernos por la ciudad o a diario con el tronco erguido y su ancho manillar. Además, gracias a la electrónica normalmente podemos elegir varias curvas de potencia con la que no solamente la ergonomía es cómoda, sino el carácter de motor también porque podemos elegirlo.

Así que, llegó el momento ¿Cuáles son las cinco mejores naked sport de 700 a 900 cm³? Aquí las tienes

MV AGUSTA BRUTALE 800

Las motos italianas siempre tienen un plus de personalidad en su diseño y adrenalina en su forma de funcionar que atraen a cualquier motorista con una gota de pasión en sus venas. Por eso, cualquier MV Agusta nos enamorará, pero es que cualquiera de las Brutale 800 mezcla perfectamente comodidad de pilotaje (cuando realmente se disfruta es a altas revoluciones) con un sonido y unas prestaciones simplemente adictivas. Además, la puedes encontrar en varios modelos con varios diseños y potencias, y últimamente además modelos limitables para poderla disfrutar con el carnet A2.

Y si tienes alguna duda, pincha aquí para leer nuestra prueba sobre una de las motos más adrenalínicas que puedes encontrar. Desde el modelo base pasando por la RR o la Dragster hasta la RR LH44, y de potencias limitables para el A2 hasta los 140 cv, tienes un amplio mundo para elegir la moto de tus sueños.

KAWASAKI Z900

Tras la Z 800, Kawasaki coge el toro por los cuernos y quiso hacer una gran naked sport impresionante, buena, bonita y barata. Y lo hizo, y la llamó Z 900.

Sin duda, el modelo base es una de las grandes compras que se puede hacer ahora mismo. Fácil y cómoda de pilotar, con la tecnología justa para no liarnos, y con un excelente nuevo chasis multi tubular nos permite cosas que con las anteriores 700 y 800 no podrías ni soñar. Y a un muy buen precio (9.299 euros) para una moto con esta calidad media. Pincha aquí para leer nuestra prueba.

Pero claro, con esta gran base los chicos de Kawasaki no se han quedado ahí. Con ella han creado dos versiones retro: la RS que calca las formas de la legendaria  Z900 de los 70 (si quieres leer la prueba, pincha aquí)

y la Z 900 Café Racer, que combina todo lo que quieres de una moderna naked sport con un look y una decoración vintage que la convierte en la mejor “café racer retro” del mercado.

YAMAHA MT09

Apuntándose a la moda de los motores tres cilíndricos, Yamaha ha creado uno de los modelos más efectivo y también asequible en diferentes versiones. La básica cuesta 9.799 €, mientras que la mareante versión SP, cuya prueba puedes leer pinchando aquí, cuesta 10.999 €

Con una aceleración devastadora y además perfectamente controlable, es más cómoda que alguna de sus contendientes, y la verdad es que la SP con una parte ciclo de lujo (Öhlins, escape Akrapovic, etc.) es hasta barata.

TRIUMPH STREET TRIPLE 765

La fábrica que verdaderamente impulsó la fiebre tricilíndrica, desarrolló su Street Triple con el nuevo motor evolucionado desde su anterior 675, que ahora es un 765 y entre cuyos méritos está el equipar todas las motos de la categoría Moto2 del Mundial de Velocidad.

Cuenta con tres versiones: S, R y RS. La primera tiene 113 cv y además cuenta con versión limitada para el A2. La R ya sube hasta los 118 y cuenta con multitud de complementos electrónicos como cuatro modos de conducción, pinzas de freno radiales Brembo, etcétera.

Y por fin está la más rabiosa que es la RS con 123 CV, amortiguación Öhlins y modos de conducción extra como el Track. Si quieres leer nuestra prueba, pincha aquí

SUZUKI GSX-S 750

La familia GSX (Gixxer para los más acérrimos) ha mantenido la cilindrada de 750 cm³ que marcó una de las motos más importantes de los últimos tiempos, la GSXR. Así, siguiendo muy de cerca las líneas del modelo anterior GSR, la actual GSX-S logra una suavidad de motor deslumbrante y es tremendamente fácil de pilotar.

Apenas equipa ayudas electrónicas, aunque cuenta con un buen control de tracción regulable en dos posiciones. Además, sus líneas agresivas se combinan con una ergonomía realmente cómoda. Y, por si fuera poco, recientemente ya podemos contar con una versión limitable (importante detalle que la anterior versión no tenía) para los noveles con el A2 calentito el bolsillo. Si quieres leer nuestra prueba, no te la pierdas pinchando aquí.

KTM 790

Los austríacos han desarrollado el primer motor bicilíndrico paralelo de su historia para impulsar una de las motos más divertidas que te puedas imaginar. Dosificable pero rápida, compacta pero cómoda, es una verdadera mata gigantes de 105 demoledores CV en zona de curvas y además puedes equiparla con lo que quieras para disfrutar de ella si te apetece viajar.

Simplemente maravillosa, y por sus medidas perfecta para iniciarse en el mundo de las naked sport. Si quieres leer nuestra prueba, pincha aquí.

HONDA CB650 R

Honda ha remodelado su anterior CB con un motor más potente, pero sobre todo con un diseño que combina cierto toque futurista con detalles retro que la hacen increíblemente seductora. Por ejemplo, sus colectores en paralelo o su óptica delantera la convierten en una moto entera agresiva y elegante difícil de describir. Por otro lado, la legendaria suavidad de las motos Honda es algo difícilmente descriptible si no circulas con un motor como este, que parece no vibrar ni siquiera 11.000 revoluciones.

Nuevo chasis tan eficaz para disfrutar en zona de curvas, como yendo a trabajar todos los días por la ciudad o siendo el rey (o la reina, claro) del bulevar. Una Honda especialmente disfrutable a todos los niveles.

Si no te quieres perder nuestra prueba, pincha aquí.