Las prendas airbag están de moda en el mundo de la moto, y muchos se preguntan cómo funciona este “explosivo” sistema. Pues aquí te lo explicamos.

Multimedia: www.MotorADN.com . Enfoqueatres

El invento del airbag (literalmente, “bolsa de aire”) no es nuevo. la primera patente se inscribió en Estados Unidos en 1919, inicialmente “para cubrir secciones del aeroplano u otros vehículos“. En coches fue más tarde, en 1971, patentado por Mercedes-Benz, que tardaría 10 años aún en instalarlo en un modelo de producción, el Clase S W126. 

 En motos, aunque se empezaron a testar en laboratorios en Reino Unido en los años 70 no fue hasta 2006 que Honda introdujo su primer prototipo en la GoldWing, utilizando para ello unos sensores colocados en el manillar.  

 De hecho, en MotoGP están integrados en los trajes desde 2007. Esto ha sido muy útil a la hora de recopilar y información sobre las distintas formas de caídas, choques, etc, de cara, por ejemplo, a desarrollar los algoritmos que hacen funcionar a algunos chalecos electrónicos. 

 Helite, uno de los mayores fabricantes de chalecos airbag para motos, se fundó en 2001 por Gérard Thevenot, ingeniero que inicialmente desarrolló sus chalecos airbag para pilotos de avionetas ligeras, lo que le hizo merecedor de premios a la innovación. Es esta empresa, Helite Airbags, los que nos han permitido, en esta ocasión, acercarnos a estudiar sus diversos modelos para explicaros un poco su funcionamiento. 

¿CÓMO FUNCIONA UN AIRBAG? 

Independientemente de su estructura, modo de accionamiento o diseño, el objetivo de todo airbag es doble: 

  1. Proteger los órganos vitales, además de la columna vertebral, mediante su encapsulación en una estructura rigida que impida que éstos se muevan, evitando así el desgarro de tejidos, hemorragias internas, rotura de costillas y pneumotorax. 
  2. Inmovilizar la columna vertebral (incluido el cuello) para evitar lesiones medulares e hiperextensión de las cervicales. 

 Adicionalmente, los airbags de calidad van “forrados” en fibra Cordura resistente a la abrasión. Los chalecos de Helite, concretamente, llevan Cordura 600 y, en la mayoría de sus modelos, espalderas SAS-TEC nivel 2 para proteger la bolsa de aire (y que, consecuentemente, éstas sigan protegiendo al piloto) y absorber el impacto de objetos sólidos. 

¿QUÉ TIPOS DE AIRBAG EXISTEN? 

Por su modo de activación se agrupan en dos modalidades:  

1-Airbags mecánicos: Van enganchados al sub-chasis de la moto mediante un cable, con un clip, de forma que al producirse la caída se ejerce una fuerza de mas de 30Kg estirando de un mecanismo que acciona el inflado de la bolsa en menos de una décima de segundo. 

2- Airbags electrónicos: conllevan una “centralita” con acelerómetros y sensores que van monitorizando el movimiento del piloto (y la moto, si hemos instalado el sensor de horquilla) de forma que, cuando el algoritmo calcula que estamos en situación de accidente, manda una orden para que, por acción pirotécnica, se active el inflado de la bolsa. Lógicamente, la centralita utiliza una batería que deberás mantener cargada. 

 La mayoría de airbags del primer grupo pueden “reactivarse” con un simple proceso de cambio de la botella de gas y la recarga del mecanismo. Los electrónicos en su mayoría, suelen necesitar que los lleves a la marca para que lo reactiven. Otros, como el eTurtle, simplemente necesitas cambiar la botella. 

¿SÓLO HAY CHALECOS AIRBAG? 

No. Por suerte, el tema está avanzado ya, y existen tanto chalecos que se colocan por encima de tu equipación habitual, incluyendo modelos que se adaptan a tu mono de circuito con joroba, como chaquetas completas, e incluso chalecos de cuero para los mas “custom“, sin olvidar que está apareciendo la primera generqación de pantalones con airbag.

Por supuesto, muchos son personalizables, habilitando áreas de velcro para tus parches o incluso la posibilidad de serigrafiar la espalda. Se fabrican y están disponibles además, en una amplia variedad de colores para conjuntar con nuestra equipación y nuestra moto

Y EL CHALECO, EN VERANO… ¡QUÉ CALOR! ¿NO? 

Pues… no. Con tu chaqueta habitual con espaldera, ésta normalmente va pegada a tu piel, al estar incorporada a la chaqueta. En la mayoría de airbags, como comentábamos antes, ya se incorpora una espaldera del mismo nivel o superior al de tu chaqueta, por lo que podrás quitar la que llevabas. Esto hace que, naturalmente, pueda fluir el aire entre la chaqueta y el airbag. Si llevas una chaqueta de verano, podrás notar el aire por todo el cuerpo.