Pikes Peak es una de las carreras en ascenso más famosas del mundo, y en esta edición Carlin Dunne falleció tras intentar mantener la victoria.

Carlin Dunne tenía 36 años. Es un piloto estadounidense cuyo padre sudafricano ya corría en la mítica prueba de la Isla de Man. Comenzó en Pikes Peak en el 2011 y había ganado varias ediciones,  entre otras la del 2018.

Pikes Peak es una prueba con 97 años de antigüedad, y que en los últimos tiempos ha visto potenciada su fama por el interés de marcas como Ducati en promocionar sus modelos, especialmente en el mercado americano. En la prueba de ascienden 4.300 metros y la Multistrada ya fue ganadora de esta prueba, y este año Carlin estaba compitiendo con el prototipo de la nueva Ducati Streetfighter V4, “remake” de la impactante moto presentada hace 10 años que ahora equipará el motor de 4 cilindros en lugar del V2 desmo tradicional de la marca. Pinchando aquí puedes ver un excitante video de la Streetfighter en este circuito.

Carlin inició la prueba y poco después sufrió el accidente fatal. Tardó bastante tiempo en confirmarse la noticia y la gravedad del accidente, pero horas después se confirmó su muerte. Ocurrió pocos metros antes de la meta (unos 400) y Carlin había dominado las tres sesiones previas.

La organización envió un comunicado declarando:

“Los corazones de la comunidad de Colorado Springs y la Junta Directiva de The Pikes Peak International Hill Climb, junto con Ducati North America, comparten la pena y el dolor de la familia, los amigos y los aficionados de Carlin Dunne por su prematura muerte.

A lo largo de los 97 años que tiene esta carrera hemos experimentado la máxima alegría en la victoria, la decepción del fracaso y ahora, el inesperado dolor de la pérdida de un competidor, cuyo amor por la carrera lo llevó a Pikes Peak. Lamentamos la trágica muerte de Carlin, él permanecerá en nuestros corazones para siempre como parte de la familia de Pikes Peak International Hill Climb. Carlin será recordado como un piloto de buen corazón con un espíritu competitivo. Era un hombre amable y considerado. Siempre recordaremos su sonrisa contagiosa y su amor genuino por el deporte”

Por otro lado, la propia Ducati a través de su CEO en Norte América Jason Chinnok, dijo:

“No hay palabras para describir nuestra conmoción y tristeza. Carlin era parte de nuestra familia y uno de los hombres más genuinos y amables que hemos conocido. Su espíritu para este evento y su amor por el motociclismo serán recordados para siempre, ya que su muerte deja un hueco en nuestros corazones”

Descanse en paz