La KTM 1290 SuperAdventure es la única gran trail capaz de plantar cara a la reina del segmento BMW R GS y toda la horda de nuevos enemigos. Por eso tiene novedades para el 2021.

Desde el momento que tuve la suerte de acudir a su presentación en el 2017, la KTM 1290 SuperAdventure marcó, desde mi punto de vista, un antes y un después en el acelerado universo de las mega trail. No solamente era preciosa, rápida, ágil y hasta ligera, sino que incorporaba un nuevo sistema de ayudas electrónicas con un sistema de navegación admirablemente sencillo de manejar y controlar. Si quieres recordar cómo fue aquella presentación, puedes pinchar aquí y leer nuestra prueba de aquel momento.

No es de extrañar que se haya convertido en una de las favoritas de los millones de seguidores que las trail tienen actualmente por todo el mundo, por lo que los austriacos no pueden perder ni un instante en mejorarla para no perder esa  posición de prestigio.

Este año, además, tenemos la renovación obligada por parte de muchas marcas de sus modelos conocidos porque hay que actualizarlas para que cumpla la Euro5. Francamente, con toda la tecnología que incorpora KTM en sus motos en general, y en las 1290 en especial, poco habría que hacerle, pero es un buen momento para aprovechar y mejorar el producto. Así, los chicos de Mattighofen han añadido bastantes cosas nuevas a la exitosa y como siempre impresionante KTM 1290 SuperAdventure S.

Empezamos por la ergonomía. En motos tan grandes con semejante envergadura y altura general (de hecho, desde hace unos 10 años una de las mayores preocupaciones de KTM ha sido hacer sus motos más accesibles para todas las tallas), la comodidad es fundamental. Por eso, han hecho un depósito de gasolina más estrecho con un asiento más bajo, con dos niveles y 20 mm de variabilidad trabajando en el subchasis más corto y nuevos elementos plásticos.

El basculante es ahora más largo para mejorar la tracción en cualquier terreno, y también se ha modificado ligeramente la distribución de masas, retrasando la pipa de dirección 15 mm. En cuanto a la protección del piloto, la pantalla la puedes variar en 55 mm de altura.

Pasemos a la electrónica. La pantalla TFT es totalmente nueva, y el sistema incorpora un nuevo control de tracción en curva totalmente revisado y un sistema de control de crucero totalmente adaptativo que auto regula la distancia que mantiene con vehículos precedentes, según lo hayas programado.

El control de tracción es ahora menos intrusivo tiene dos vías de regulación totalmente independientes, uno para la tracción de la rueda trasera y otro para el tren delantero, y es menos intrusivo que antes en los modos RAIN, STREET, SPORT, OFFROAD, además de incorporar un modo opcional RALLY. Gran parte de sus elementos puedes verlos en este video.

El motor ofrece exactamente los mismos 160 caballos, pero es más ligero porque entre otras cosas se han adelgazado las paredes y en total se ahorra 1,6 kilos. Por su lado, la amortiguación electrónica semi activa WP APEX (SAT) se ha mejorado con un kit mejorado parte del paquete Suspension Pro de Power Parts. Además, todos los elementos opcionales como control de deslizamiento, Quickshifter, regulación de freno motor, arranque en pendiente y luz de freno adaptativa se juntan en un pack denominado Tech Pack.

Todas las funciones de los paquetes Suspension Pro y Rally Pack junto con el Quickshifter+, la Regulación de Freno Motor, el Control de Arranque en Pendiente y la luz de freno adaptativa se incluyen en el “todo en uno” Tech Pack.

FOTOS KTM SUPERADVENTURE 1290 S 2021