En el 2016 pudimos ver, y en el 2017 probar, la Kawasaki Z900, un verdadero salto de gigante respecto a sus antecesoras. Y aquí tenemos la Kawasaki Z 900 2020 ¿Es mejor?

Multimedia: Mariano Hinjos. Canal YouTube el_jinchos . Kawasaki.

Pues sí, una de las primeras unidades de pruebas de este modelo, uno de los más interesantes y seguro que vendidos del 2020, y me he quedado con ella un buen montón de semanas aunque, desgraciadamente, confinado en mi casa por el Coronavirus. Bueno, la verdad es que tuve casi una semana para probarla bien a fondo antes de “casi” devolvérsela a los chicos de Kawa en Pekus Motor (oye, ¡que ya os la devolveré!) por lo que claramente pude disfrutar de las grandes ventajas de este modelo 2020 que ahora os voy a contar. No obstante, antes os cuento la historia de estas  Kawasaki Z de cilindrada media.

PRUEBA KAWASAKI Z900 2020: LA HISTORIA

En el 2002 Kawasaki retomó e hizo renacer la legendaria saga Z que había sido “lo más de lo más” en cuanto a deportividad y agresividad en los años 70 y parte de los 80. No hay más que ver la Z1000 “asalvajada” y post atómica que montaba el malo más malo de la legendaria “Mad Max, el guerrero de la carretera” para comprender lo que esa moto significó para aquella época. Lo cierto es que con la moda Street Fighter que se impuso a finales de los 90 y principios de los 2000, Kawasaki vio la oportunidad de oro para retomar su legendario modelo en varias cilindradas, comenzando por la Z750. Así, desarrolló un modelo de los que todavía hay miles rodando por nuestras carreteras que combinó como pocas las 3 B´s.

Es decir, que era una moto buena, bonita y barata. Muy agresiva y afilada de líneas, era ligera, fácil de llevar y con un motor indestructible, pero con una parte ciclo (un chasis de viga central muy barato de fabricar) y componentes bastante justitos para ajustar ese precio final. Por otro lado, gracias ese chasis resultaba estrecha y ágil, por lo que se impuso entre aquellos que buscaban su primera moto grande pero asequible. Además, los chicos de Kawa, al menos en nuestro país, fueron muy listos y se adaptaron rápidamente a las reglamentaciones de la DGT y sacaron versiones limitadas para los que tenían el nuevo carnet A2 en el bolsillo… Cosa que otras marcas con modelos excepcionales como la Suzuki GSR 750 no hicieron. Así, Kawasaki se quedó con la mayor parte de ese mercado “novel”.

Más tarde, en el 2013, incrementando de cilindrada y tamaño esta 750, con esos mismos mimbres desarrollaron una 800 que se vendió bien pero que ya quedaba muy atrás en cuanto comportamiento con una dura competencia, como las Triumph Street Triple o las Ducati Monster nuevas. Así que la respuesta nos hizo esperar y tres años más tarde ya en los salones se pudo ver la nueva Z900. Cuando salió al mercado, en el 2017, la probamos y puedes leer la prueba pinchando aquí

El cambio era total, el motor totalmente nuevo y, fundamental, el chasis también. Ahora se trataba de un precioso multi tubular verde (en nuestra unidad y la decoración más vendida) que se recortaba contra el motor pintado en negro. Pesaba mucho menos, era mucho más rígido y la estética le daba ese toque neoclásico que proporcionan estos chasis. Te podría dar toda la charla técnica sobre sus características, pero mejor que lo leas tú directamente pinchando en la prueba.

Más ligereza y más potencia (125 CV) con un motor mucho más moderno con un precio muy contenido a base de terminaciones y detalles poco sofisticados, aunque infinitamente mejores que los anteriores modelos. Eso sí, para contener el precio también Kawasaki había decidido no instalar prácticamente ninguna ayuda ni gadget electrónico, lo que a muchos aficionados les daba igual (por eso ha sido un éxito de ventas indiscutible), mientras que otros lo echaban de menos y la infravaloraban respecto a la competencia.

Por otro lado, en Kawasaki- que están demostrando una, llamémosle, “inteligencia emocional” admirable los últimos tiempos. Dieron el inteligentísimo paso de desarrollar con esta misma base una serie de modelos de diseño clásico, evocando su origen setentero, que han desembocado en las que sin duda están entre los mejores modelos “vintage” de ahora mismo, con prestaciones y comportamiento de naked moderna y estética clásica arrolladora. También las probamos , como la Z900 RS y la indescriptiblemente preciosa Z 900 RS Café Racer. Puedes leer todas estas pruebas pinchando en los enlaces que veis aquí arrriba y abajo.

Lo cierto es que la Kawasaki Z 900 ha demostrado ser bonita, gustar al público y una excelente fiabilidad, por lo que cambiar algo en un modelo de éxito es siempre más peligroso que correr sobre un campo de minas. Por lo tanto, para este 2020 en Kawasaki tenían que renovarse, pero el problema era cómo hacerlo.

PRUEBA KAWASAKI Z900 2020: NOVEDADES

Pues lo cierto es que la nueva Kawasaki Z 900 2020 cambia relativamente poco respecto a su antecesora, que como ya he dicho que una base realmente incriticable, siendo la mayor evolución la incorporación de ayudas y elementos electrónicos.

Autodesk VRED Professional 2019.2

Así, ahora incorpora tres curvas de potencia  (F y L, Full y Low, este último un 55% más suave que el primero. O sea, unos 69 cv.), 4 modos de conducción (Sport, Road, Rain y la personalizable Rider) e incorpora también control de tracción KTRC (Kawasaki Traction Control) de tres niveles+ desconexión, regulables por un cómodo botón tipo joystick en la piña izquierda, de modo que:

En el modo Sport, el KTRC se presetea al 1 y la potencia Full.

En el modo Road, el control es nivel 2 y la potencia Full.

En el modo Rain, el control es nivel 3 y la potencia Low.

En el modo Rider, la personalizable por el piloto, puedes elegir entre cuatro modos de control de tracción (los tres niveles +desconexión) y las dos curvas de potencia.

Además, y siempre manteniendo las afiladas líneas Sugomi características de las Kawasaki Z, ahora se han añadido faros LED y un frontal de líneas todavía más agresivas, ¡Casi parece la cara de un alien!, con el “cachondo” detalle de la óptica trasera en que los led hacen las formas de dos Zetas cruzadas.

También la pantalla TFT a todo color es nueva, y navegando por el menú también te encuentras con la posibilidad de parear tu smartphone con la Z900, después de instalarte la app Rideology que puedes descargarte del Playstore si tienes un Android o de App Store si eres de Apple. Puedes verlo en este video.

En cuanto a esta conexión Bluetooth entre elementos electrónicos y la moto, desde luego funciona infinitamente mejor que el de la Kawasaki Z650 que pudimos probar hace poco, como puedes leer pinchando aquí.

No obstante, el sistema de navegación y ajuste de toda la electrónica hay que hacerla presionando (con distinto tiempo y en distinto orden) dos botones situados bajo la misma pantalla. Terminas cogiéndole el truco, pero a mí me sigue liando bastante por mucho que lo intente.

Y el motor, que ya pasa la Euro5, sigue manteniendo sus 125 cv (o sea, 92,2 Kilowatios) con sus 948 cc reales (casi 950 aunque se denomina 900) a pesar de los nuevos controles que exigen un mayor catalizador y un rediseño del interior del escape. ¡Por cierto!, para alegria de este periodista, la unidad tenía instalado el precioso escape oval de carbono Akrapovic que Kawasaki ofrece como complemento en su catálogo ¿A que os gusta? ¡Claro, y a mi también!

Sin duda, admirable el trabajo de sus ingenieros, que además incorpora la correspondiente variante de 95 cv (70 KW) para que los nuevos moteros con carnet A2 puedan legalmente limitarla a 47 cv. También anuncian ligeros refuerzos en el chasis a la altura del punto de pivotación con el correspondiente ajuste de serie en las amortiguaciones, que tiene horquilla invertida de 41 mm y mono amortiguador detrás lateral (o sea, muy accesible para que puedas ajustarlo), ambas regulables en recarga de muelle y extensión de hidráulico. Delante incorpora dos discos de 300 mm con pinza de cuatro pistones, y detrás uno de 250 con pistón simple, por supuesto con su obligatorio ABS. Sus llantas son las clásicas en este tipo de naked medias, con 17 pulgadas de diámetro y gomas de 120 y 180 mm de ancho delante y detrás, ahora con neumáticos Dunlop Sportmax Roadsport 2.

PRUEBA KAWASAKI Z900 2020: UN CONOCIDO SABOR INTENSO

La nueva Kawasaki Z 900 2020 me parece preciosa, agresiva pero elegante, compacta pero también con un buen tamaño. La sensación de comodidad y adaptación instantánea es inmediata, no demasiado agresiva o, por otro lado, demasiado cómoda y “poco deportiva” como ocurre en alguna de sus rivales. Realmente, parece tu moto de toda la vida nada más montarte en ella. Acaricias el botón de arranque y el clásico zumbido Kawasaki (la marca más rabiosamente amante de los motores 4 en línea) te invade.

La electrónica se encarga de mantener el ralentí ligeramente alto hasta que coger temperatura y tacómetro ya se queda en aproximadamente 1.000 revoluciones, que es cuando puedes presionar la maneta del embrague (ambas manetas con distancia regulable al puño, por cierto) y meter primera sin el más mínimo sonido mecánico. Realmente me recuerda al 100 × 100 a aquella nueva 900 del 2017 que nos sorprendió a todos. Su tacto es tremendamente similar, porque básicamente es la misma moto, pero eso lo admirable por parte de la marca porque ahora pasa Euro5, con todo el lastre que ello supone.

Acelerando si que notas un tacto clásicamente “4 en línea”, y aquí si que puedes notar ligeramente los efectos de la catalización. Es decir, frente a las “bi” y tricilíndricas rivales necesita revoluciones, por lo que la falta de vibraciones de estos motores te ofrece unos bajos y medios muy suaves, que necesitas pasar subiendo por encima de al menos las 7.000 revoluciones si necesitas empuje de verdad. Realmente no supone ningún problema siempre que te mantengas 1.500 o 2.000 vueltas más arriba que un bicilíndrico, y que con esta Kawa puedes estirar el tacómetro hasta las 11.000 donde da más potencia pura.

Apretando convenientemente la amortiguación, sigue siendo fantásticamente fácil e intuitiva de manejar en curvas, ya sean rápidas o lentas, y además tremendamente estable. Y si te hace algún extraño (asfalto rugoso, por ejemplo), su ergonomía y ligereza general te permite controlar cualquier movimiento indeseado. Los frenos cumplen, pero una bomba bastante normalita y los latiguillos de goma que todas las japonesas incorporan, consiguen que tenga un punto menos de tacto que sus rivales europeas y que notes cierto efecto pulmón si le exiges mucho durante un buen rato.

¿Y quieres viajar o hacer etapas largas? Desde luego por motor, estabilidad o ergonomía no tendrás ningún problema, que además tiene unos buenos 17 litros de capacidad en el depósito. Personalmente tuve unos consumos que variaron de 4,8 a 6 l cuando realmente se le retuerce la oreja por curvas en conducción claramente deportiva, así que haz cálculos para tu ruta. Estas ideas te las transmitimos, el insigne Mariano “Jinchos” Hinjos y un servidor, en nuestra video prueba que puedes ver aquí.

Pero estamos hablando de una naked, por lo que el aire siempre te castigará. No obstante, como puedes ver, incorpora una pequeña pantalla que por su diseño deflecta mucho más eficazmente de lo que pueda parecer, el aire e incluso la lluvia frontal ¡Un buen detalle!

Como moto única también es perfectamente usable en ciudad, porque resulta ligera al tacto, más de lo que sugerirían sus más de 210 kilos declarados, y perfectamente direccional para poder moverte en esquinas y entre coches. No es un scooter, pero gira bastante bien. Además, el asiento en dos partes te permite separar el colín monoplaza con facilidad (la probamos con colín, sin asiento trasero) y transportar pequeños elementos como llaves, móvil o anti robo pequeño o cosas similares

Desde luego, Kawasaki mantiene su Z900 porque puede y porque debe. Me sigue pareciendo preciosa, totalmente disfrutable desde la ciudad hasta carretera reviradas e incluso rodadas circuiteras entre amigos. Su precio ya no es tan bajo como antes, porque las ayudas electrónicas lo elevan hasta 9. 699 €, pero te aseguro que es una gran, gran inversión.

PRUEBA KAWASAKI Z900 2020: LIKE-NO LIKE

LIKE- Diseño. Nuevas ayudas electrónicas. Buen comportamiento desde la ciudad hasta el circuito.

NO LIKE- Protección aerodinámica. Precio superior al modelo anterior. Asiento pasajero algo estrecho.

FOTOS Kawasaki Z900 2020 prueba MotorADN