Las previsiones más oscuras han llegado. Marc Márquez ha sido operado por tercera vez y se pone en duda su regreso al comienzo del próximo mundial MotoGP 2021.

Efectivamente, es muy posible que Márquez no pueda volver a subirse a su Honda RCV MotoGP hasta mayo del año que viene ¿Cómo ha sido esto posible?

La historia ya es conocida, pero tras su accidente en la carrera del GP de España el 19 de julio y se operó dos días más tarde fijando una placa de titanio en su húmero derecho. Parecía que la recuperación de la rotura del hueso de su brazo iba a ser tremendamente rápida, hasta tal punto de salir en entrenamientos del siguiente GP justo la semana siguiente en el mismo circuito. No pudo ser y abandonó rápidamente, y unos días más tarde tras un simple gesto como el abrir una ventana (según dijo la declaración oficial de su equipo), la placa que le sostenía el hueso no le sujetó y volvía quebrarse. Tras una segunda operación el 3 de agosto, ya se avisó de que quizá volvería en las últimas carreras de esta temporada 2020 que acaba de terminar, pero no fue así. Simplemente, Marc no volvía montar este año.

 Tras esto, la carrera por recuperar la lesión ha sido incansable, e incluso su fisioterapeuta ha estado viviendo en su propia casa para que el tratamiento fuera continuo. No obstante, hubo ninguna declaración y todo eran rumores al respecto, y hace unas cuatro semanas el diario “Mundo Deportivo” (que ya había adelantado que Marc no correría las últimas carreras 2020), aseguraba que una tercera operación se cernía sobre el piloto de HRC.

Así, llegaba ayer jueves a Madrid con su padre para una consulta en la clínica Ruber Internacional de Madrid, pero en realidad llegaba para una nueva operación. Aunque al principio a Juliá, su padre, había declarado que tenían que decidir si se operada de nuevo, lo cierto es que la operación era ya un hecho. El húmero no había evolucionado lo suficiente para soldar como debe, por lo que la tercera intervención se imponía, como ya habían recomendado y avisado distintos especialistas mundiales a los que habían acudido.

La noticia se confirmó mediante una nota de prensa donde se afirmaba todo:

“Marc Márquez ha vuelto a pasar por el quirófano debido al estancamiento en la consolidación de su fractura que no ha mejorado con un tratamiento específico de ondas de choque. En el día de hoy el piloto ha sido intervenido en el hospital Ruber Internacional, de Madrid, de una pseudoartrosis del húmero derecho. La cirugía, llevada a cabo por un equipo formado por los doctores Samuel Antuña, Ignacio Roger de Oña, Juan de Miguel, Aitor Ibarzabal y Andrea García Villanueva, ha consistido en la retirada de la placa previa y la colocación de una nueva placa con aporte de injerto de cresta ilíaca, asociado a un colgajo libre cortico-perióstico. La intervención quirúrgica se ha prolongado durante ocho horas y ha transcurrido sin incidencias”.

¿Y ahora qué pasará? Desde luego, el equipo Repsol Honda contaba con él para principio de la temporada que viene, pero prácticamente está claro que al menos no llegará ni a los test de pretemporada ni para las carreras de Qatar, Argentina y el Gran Premio del circuito de las Américas en Estados Unidos. La previsión es que llegase a la primera carrera europea, precisamente en Jerez, el 2 de mayo. Todo esto, por supuesto, si las fechas previstas se adaptan puesto que parece que el fantasma del Coronavirus habrá podido ser controlado gracias a la llegada de las vacunas en breve.

Así, su equipo tendrá que buscar con urgencia un piloto para sustituirle, que tiene que ser de bastante más nivel que los que ha tenido hasta ahora, en que su hermano Alex logró brillar en apenas dos carreras en que quedó segundo, además de que el próximo año correrá en el equipo el FR y su sustituto Bradl simplemente ha cumplido el expediente sin subir nunca al podio. Así, este piloto alemán, probador del equipo, podría continuar, pero está claro que el Repsol Honda busca mayor rendimiento en carrera, y caer en la misma dinámica de este año sería muy peligroso para su imagen y para el mantenimiento de un patrocinador tan potente como Repsol. Así, una buena solución sería el fichaje del multi subcampeón mundial de MotoGP Dovizioso, que este año no ha sido renovado en Ducati. El rendimiento de Andrea no ha sido muy bueno este año, pero su capacidad de desarrollo y su calidad están fuera de toda duda, por lo que sería un buen fichaje. Pero aquí llega un problema, porque él ya ha declarado que quería tomarse el 2021 como un año sabático, y por ello ha desechado varias ofertas.

Así, este thriller con Marc Márquez como protagonista continúa cada vez con más suspense. Veremos cómo evoluciona.