La lucha antidoping parece estar imponiéndose con fuerza en el motociclismo mundial. Tras la persecución a Andrea Iannone, ahora le toca a Anthony West ¿Por qué?

Ante el impacto mediático del caso Iannone, que puedes ver pinchando aquí para leer nuestro reportaje, había quedado un poco olvidado que Anthony West ya había sido castigado por la Corte Disciplinaria de la FIM en Enero del 2019 por el mismo motivo que Andrea.

O sea, haberse dopado. Fue castigado por dos años, pero Anthony siguió corriendo en campeonatos nacionales que, lógicamente, también le estaban prohibidos. En este caso, el brasileño de Superbikes. Por ello, la FIM ha añadido 6 meses a su castigo, de forma que no podrá volver a correr (legalmente, claro) hasta marzo del próximo 2021.

La circular de la Federación Internacional dice lo siguiente:

De acuerdo con una decisión tomada por el Corte Disciplinaria Internacional (CDI) de la FIM el 28 de enero de 2019, el Sr. Anthony West fue sancionado con un período de inhabilitación del 17 de enero de 2019 al 14 de septiembre de 2020. Anteriormente, el Sr. West había sido declarado positivo a sustancias prohibidas consideradas ‘Estimulantes S6’ en la lista del Código Antidopaje de la FIM. Por lo tanto, el Sr. West fue excluido de cualquier competición en el período decidido por el CDI“.

En el transcurso de este tiempo, sin embargo, el Sr. West participó en varias rondas del Campeonato Brasileño de Superbikes. El CDI consideró esto una violación de la prohibición de competir por el plazo antes mencionado. Para ello, se impuso una sanción adicional de seis meses, desde el 15 de septiembre de 2020 hasta el 14 de marzo de 2021. Se puede interponer un recurso de apelación a esta disposición ante la Corte de Arbitraje Deportivo dentro de los 21 días siguientes a la notificación“.

Con sus 39 años, el australiano tampoco tiene muchas oportunidades ni tiempo de seguir compitiendo a un nivel alto, así que ya veremos como continua su carrera cuando termine su tiempo de sanción