Los scooteres BMW C400 han pasado este 2021 por la actualización para adaptarse la Euro5. Estuvimos en su presentación, y aquí os lo contamos. Comencemos con la BMW C400X, la más sport.

Nuestro equipo se protege con: LEM, ByCity, Dainese , cascos Origine

Como sabes, los que 400 representan la gama “pequeña” de los scooters BMW, puesto que sus hermanas mayores son las grandísimas 650. Con su equilibrio entre buen tamaño, compacidad, potencia suficiente para distancias medias y diseño personal, (sin contar la facilidad de financiación gracias a las condiciones propias de la marca) lo cierto es que se han convertido en todo un éxito de ventas. Como dijo un amigo mío, tenían que triunfar porque “son buenas, bonitas, a buen precio y, muy importante, BMW”. De hecho, probamos bien a fondo el modelo 2019 como puedes ver en esta prueba y nuestra videoprueba pinchando aquí

Y es cierto esa teoría de que “tenían que triunfar“, porque representan la opción perfecta para el clásico usuario adulto de coche que quiere librarse de los atascos, buscar un aparcamiento fácil y con poco consumo, pero con un modelo de prestaciones y tamaño suficientes.  Se presentaron hace un par de años, pero las exigencias de la Euro5 están haciendo que este 2021 prácticamente todos los modelos presenten una versión evolucionada con pocos cambios (sobre todo son tan recientes y se venden tan bien como los BMW C400), pero siempre notables.

Como sabes, esta familia de scooters tiene dos modelos, el GT más rutero y grande, y el X más deportivo y estilizado. Empecemos hablando de este último.

PRUEBA BMW C400 X 2021: ¿QUE CAMBIA?

Como decimos, los cambios no son muchos, aunque en marcha se notan más de lo que pueda parecer. Por supuesto, el primer cambio es el motor que tiene que evolucionar para pasar las exigencias Euro5.

Así, mantiene sus cotas internas de 80 × 69,6 mm para un total de 350 cm³ reales. Sigue entregando la misma potencia que antes, con 34 cv, a pesar de que la catalización a la que obliga la nueva normativa (que también se incorpora en este modelo 2021) hace perder respuesta y caballos a muchos modelos. En este caso incorpora acelerador electrónico con un nuevo sistema de inyección de una culata modificada.

Los frenos cambian, porque incorporan elementos de J. Juan con geometrías y ventilación mejoradas. También los elementos de unión entre el basculante y el chasis cambian, de forma que tienen menos rozamiento y, lógicamente, mejoran el comportamiento. A este respecto, también se ha cambiado el control de tracción ASC, que es nuevo.

En cuanto a lo demás, realmente la base es prácticamente la misma, con elementos muy personales como el sistema “Flex Case” que despliega una bolsa interior para aumentar la capacidad del hueco bajo el asiento cuando está aparcado hasta que caben dos cascos, porque en marcha solamente cabe un integral.

En cuanto a la electrónica, se ha mejorado en la conectividad entre los dispositivos y la propia moto, por supuesto ha mejorado el sistema “Connected Ride”, que te informe en tiempo real de todo lo que necesitas saber del vehículo, junto con todo lo referente al Smartphone que conectes (llamadas, música, navegación, etc.) que aumentará el precio de compra en 667,35 €.

Y por supuesto, como en cualquier actualización, los colores también cambian. Tenemos el clásico negro (negro tormenta según el catálogo, ¡que queda mucho más bonito!) Gris y una preciosa y llamativa combinación Sport que recuerda a la Superbike S1000RR de la marca.

Su precio final es de 6. 990 € al mes o, con la campaña de accesibilidad Premium, 99 al mes… Que te hace todo mucho más fácil, la verdad.

PRUEBA BMW C400 X 2021: ¿CÓMO VA?

Como verás, los cambios no son muchos, pero en marcha sí que se nota un rodar más suave, muy posiblemente por la evolución de la electrónica en general, desde la alimentación y el nuevo acelerador electrónico que proporciona un tacto a más refinado. Por otro lado, sí que se nota el control de tracción porque la presentación se organizó en el casco urbano de una zona muy saturada de Madrid, perfecta para probar ambos modelos. Había muchas zonas con obras y otras adoquinadas, donde puede comprobar cómo la injerencia de las ayudas electrónicas como el ABS y el nuevo control de tracción no era nada brusco y si muy selectivo. Es decir, actúan cuando deben y con mucha progresividad.

También se nota que la amortiguación trasera funciona más suavemente, como con menos rozamiento, por lo que el trabajo hecho en el punto de votación de basculante-chasis también es notable. No obstante, no incorpora ningún tipo de freno de mano, por lo que al parar, por ejemplo, en la cuesta de garaje para sacar la llave del bolsillo, mantenerte parado no es fácil.

Así, la C400 X (especialmente con la decoración Sport, ¡me encanta!) sigue siendo la excelente compra que era, pero ahora con más ayudas y mejor funcionamiento. Poco más se puede pedir, además de que con las nuevas medidas post COVID puedes hacer gestiones que antes no te podías imaginar, como solicitar pruebas vía online en tu concesionario más cercano (o lejano, ¡eso como quieras!) para ir a probarla cuando te apetezca, o también cerrar a una hora para que te atiendan en el taller. Realmente la conectividad nos lleva a otro nivel…

PRUEBA BMW C400 X 2021: LIKE-NO LIKE

LIKE: Polivalencia ciudad-carretera. Nueva decoración Sport. Control de tracción.

NO LIKE: Algo compacta para tallas altas. Capacidad bajo el asiento. No tiene freno de mano.

FOTOS BMW C400X 2021 PRESENTACIÓN