EL “affaire” de Maverick Viñales con Yamaha ha hecho correr ríos de tinta, y su salida de la escudería japonesa y la llegada a la italiana ha sido mucho más rápida de lo esperado.

El extraño y rocambolesco caso del presunto boicot de Maverick a su Yamaha M1 produciendo una avería en el pasado GP de Estiria, como todos sabemos ha producido el cese inmediato del piloto en el equipo japonés, por lo que no corrió la anterior prueba ni en la que se celebra actualmente en SilverStone… Ni en ninguna posterior. Definitivamente, Yamaha deja libre a Maverick para pasar directamente a continuar su carrera deportiva como mejor considere, y todos sabemos que eso significa que va a correr con Aprilia que buscaba un piloto realmente puntero para el desarrollo de sus motos. La verdad, sorprende que Yamaha haya dejado irse a un piloto de este nivel para entrenarte directamente con su competencia directa, aunque otra cosa sería considerar si Maverick es el fichaje perfecto para una labor de desarrollo, a pesar de sus excelentes cualidades como piloto que nadie pone en duda.

La cuestión es que la fecha en que se montara en la Aprilia ya se ha dado a conocer. Serán los próximos 31 de agosto y 1 de septiembre (o sea, la semana que viene) en el circuito de Misano Adriático, donde Maverick ya entrará ser parte del Aprilia Racing y probar la RS-GP. Por lo tanto, es más que posible que Maverick ya participe en alguna carrera este mismo año 2021, para hacer la 2022 al completo.

Al respecto, el gerente del equipo italiano, Romano Albesiano, declara que:

Desde un punto de vista técnico, siempre es fascinante escuchar las impresiones de un piloto que está probando su moto por primera vez. Especialmente con un campeón como Maverick, a quien nos complace dar la bienvenida a la familia Aprilia Racing. Después El gran trabajo realizado en pista por el departamento de carreras durante los dos últimos años, estamos sumando una pieza más a la senda de crecimiento que estamos emprendiendo con resultados alentadores. Claramente el primer planteamiento implica una fase de adaptación muy práctica, en términos de ergonomía y configuración, que sabemos que varían para cada ciclista. Pero estoy seguro de que el talento y la velocidad de Maverick pasarán a primer plano de inmediato y no veo la hora de empezar a trabajar juntos”

Conviene recordar que Maverick ya corrió con Aprilia con la 125 en su debut mundialista. En el 2011 ya ganó cuatro carreras y subió cinco veces al podio, lo que desde luego no estuvo nada mal y le dio pie a escalar hasta ser piloto oficial de la categoría máxima de MotoGP. Así, ahora será compañero de equipo de un gran amigo suyo como es Aleix Espargaró.