Yamaha presentó sus nuevos scooters 125 en Sevilla. Allí fuimos y el primero que probamos fue el NMax, verdadero “hermano muy pequeño” de la emblemática TMax 560.

EQUIPACIÓN: Chaqueta y pantalón LEM. Botas Seventy Degrees. Casco Origine.

MULTIMEDIA: Mariano “Jinchos” Hinjos. Yamaha España.

Los chicos de Yamaha son valientes. Justo terminar el confinamiento, la primera presentación “física” que pudimos disfrutar fue la de su Tricity 300 (como puedes leer pinchando aquí) y, en este momento, con las medidas de distanciamiento social anti Covid a tope en muchas comunidades, hemos disfrutado de una buena jornada de presentación a la prensa de sus nuevos scooter 125. Y ni más ni menos que en Sevilla, una de esas ciudades perfectas para una presentación de un vehículo urbano y ágil, y sin duda una de las más bonitas del mundo en que cada vez que te das una vuelta por ella, descubres nuevo rincones, sitios y puntos en los que quieres volver a visitar en cuanto puedas.

Éstos scooter son la “urban sport” Yamaha Nmax 125 y la “retro classic” Delight, con diseños y pretensiones tan diferentes que hicieron de esta jornada de presentación un verdadero baño de contrastes. Empecemos con la primera, la NMax, que desde luego es un buen punto medio entre scooter urbano y sport, siendo pequeño, ágil pero tremendamente estable y divertido de llevar. Por eso sus ventas se centran en un 75% en lo que los chicos de marketing llaman “inner city communtig”.

Es decir, los que necesitan un scooter pequeño y compacto para la ciudad, pero capaz de llevar dos personas, con una buena capacidad de carga y que se defienda cuando aparece un tramo rápido como una circunvalación o de autovía. Gran parte de mis opiniones puedes verlas en este vídeo del canal de nuestro amigo Mariano “Jinchos”

PRUEBA PRESENTACIÓN YAMAHA NMAX  125 2021: CAMBIOS

Este modelo es especialmente importante para Yamaha en España, porque es el país que, con diferencia, más unidades ha vendido en los últimos tres años en los que se ha acercado a las 5.000 unidades anuales, incluyendo el “maldito” 2020. Muchos de los modelos ya conocidos de todas las marcas presentan nuevos modelos 2021 que, entre otras cosas, incorporan evoluciones para poder pasar la norma Euro5 que se exige este año a nivel europeo. En este caso se han añadido cambios estéticos como un nuevo frontal, tacos anti caída incorporados en el propio carenado, nuevas ópticas LED delanteras y traseras, intermitentes integrados y nuevas llantas, que la verdad le dan un aspecto bastante más ligero conjunto.

También tenemos un chasis modificado con tubos de mayor diámetro en las vigas que soportan mayor estrés, amortiguación retocada para conseguir más firmeza y retoques internos de motor para hacerlo más eficiente y reducir tanto su nivel de rumorosidad como sus emisiones. A este respecto, continúa con la misma base y las cotas internas diámetro por carrera que ya tenía de 52 por 58.7, pero ahora tenemos un sistema denominado VVA en que varía la distribución de la válvula de admisión según el régimen del motor.

Por supuesto, esto redunda en mayores bajos y medio a bajas velocidades y menores emisiones. Proporciona algo más de 12 cv, y promete unos consumos de 2,2 l a los 100, algo y que ya comprobaremos en su correspondiente prueba a fondo, pero que con 7,1 litros de depósito declara ni más ni menos que 285 kms. de autonomía.

Además de esto, lo que no deja de sorprender en un scooter 125 es el que nivel de tecnología que incorpora. En este caso, incorpora ABS de última generación y control de tracción anulable con módulo Bosch. También el Stop&Go se ha mejorado, de tal forma que entra en funcionamiento bajo las condiciones necesarias (cuando el motor ha alcanzado más de cierta temperatura, ruedas a menos de 3 km/h y 2200 rpm, el sensor confirma que la batería no esta baja de carga, etc.) de forma tan suave y progresiva que cuesta darte cuenta cuando se ha parado el motor. A esto se une que, gracias al trabajo interno del motor, suena mucho menos, es más suave, y casi no lo oye.

En cuanto a detalles útiles y cómodos, incorpora también llave wireless para el contacto, abrir el asiento o el tapón de gasolina, etcétera. Debajo del asiento se declaran 23 l de capacidad, y desde luego cabe un casco integral incluso de calota bastante grande, además de bastantes más cosas. También la pantalla digital LCD es nueva, incorpora todos los detalles que quieras conocer desde la hora a la intervención del control de tracción o de la distribución variable, doble parcial, y un sinfín de complementos. Algo muy importante es que con la aplicación My Ride (que te puedes descargar para cualquier tipo de smartphone a través de las distintas stores), puedes conectar vía Bluetooth tu aparato electrónico con tu Yamaha. De esta forma puedes visionar y planear toda una ruta, ver las llamadas y mensajes reflejadas en la pantalla y un buen número de funciones más. Esto lo pudimos probarlo bien a fondo puesto que nos cedieron un teléfono inteligente para poder comprobarlo a lo largo de toda la larga jornada de pruebas.

Para la conexión, no te pierdas este vídeo de Yamaha.

PRUEBA PRESENTACIÓN YAMAHA NMAX  125 2021: RODANDO POR SEVILLA

Sé que no tiene nada que ver con la prueba de esta Yamaha, pero cada vez que visitas Sevilla, y más si das vueltas plácidas moto, te das cuenta que es una de las ciudades más bonitas y sorprendentes del mundo.

Después de este inciso que parece patrocinado por el ayuntamiento sevillano (pero que no lo es, ¡ya quisiera yo!), lo cierto es que Yamaha ha logrado hacerse con esa parcela premium del mundo scooter, y cada vez que te subes sobre una de ellas te das cuenta por qué. La NMax 125 destila calidad en los materiales, en la pintura, en los ajustes y básicamente en todo lo que veas. Hasta la tapa que cubre el cajetín detrás del escudo, con la toma de corriente, está especialmente bien hecho.

En cuanto al tacto de motor, es todo suavidad, progresividad y, como ya comentado, tremendamente es silencioso. Incluso yendo en algún tramo de curvas lo notas tremendamente estable, y la amortiguación la notas firme y sólido para un pequeño125. Lo bueno es que favorece la estabilidad, y lo menos bueno es que notas de forma especial las zonas de adoquines que abundan por Sevilla. En cuanto a velocidad, logra alcanzar e incluso exceder (por poco) los 100 km hora, algo necesario en vías rápidas como la SE30, y a pesar de su talante deportivo la notas estrecha y manejable entre coches y también confortable para un posible pasajero. O pasajera, claro.

Por supuesto, todos estos datos son una opinión durante una presentación llena de sesiones de vídeo, fotos y paradas varias, por lo que ya lo complementar cuando aprobemos en nuestros entornos urbanos habituales. A este respecto hay que citar la posibilidad de personalizar tu NMax (como todas las Yamaha Max) con distintos kits. Por ejemplo, en este caso tenemos el pack Urbano con detalles como pantalla elevada, puños calefactables o trasportín con respaldo, y por otro lado el Winter donde encontramos una manta térmica entre otras cosas. Como detalle extra, llama la atención un par de flamantes y llamativos amortiguadores Öhlins ¡Espectaculares!

Por otro lado, los colores que puedes encontrar son rojo, azul y gris y el precio final es de 3299 €.

PRUEBA PRESENTACIÓN YAMAHA NMAX  125 2021: LIKE-NO LIKE

LIKE: Diseño. Calidad general. Tecnología (control de tracción, VVA, My Ride, Stop&Go, etc.)

NO LIKE: Precio respecto a la competencia. Protección aerodinámica. Habitabilidad para los más altos.

FOTOS PRESENTACIÓN YAMAHA NMAX 125 2021