Las trail de BMW están dando pasos de gigante hacia el futuro. Una de las mejores muestras de ello, si no la mejor, es la extraordinaria F850 GS.

Desde ya hace un año, en el pasado salón de Milán, se conocía la renovación de la ya veterana saga 800 de BMW. Este motor bicilíndrico paralelo (que en su momento impactó, porque se apartaba de la saga bóxer habitual de la marca) apareció con las BMW 800 S y ST en el 2005, 2 modelos llenos de buenas ideas y aires de renovación. No obstante, el motor se ha ido alargando años y años para propulsar desde esas sport turismo hasta naked deportivas y, por supuesto, las GS son el nivel medio de la escala trail en el universo BMW.

Prueba BMW F 850GS 2018 MotorADN (9)

Francamente, a este motor le hacía falta una buena vida. Desde el principio, el anterior había equipado un sistema de equilibrado por biela ciega, que no absorbía las vibraciones como se merece un motor del siglo XXI. A pesar de sus diversas evoluciones a lo largo de este tiempo, como el mismo año pasado en que declaraba más potencia y mejoras electrónicas, estaba claro que la competencia con motores tricilíndricos como Triumph, MV Agusta o la misma Yamaha, o también bicilíndricos subidos de cilindrada como el caso de Ducati, eran más potentes y refinados.

Y llegó lo que tenía que llegar. Los anteriores motores BMW 800 bicilíndricos paralelos de 798 cm³reales y unas cotas de 82 mm x 75.6 mm pasan a 853 cm³ con unas medidas de 84 mm x 77 mm. Es decir, que no tienen prácticamente nada que ver excepto su estructura externa.

BMW 850 - 750 GS 2018 presentación MotorADN fotos técnicas (2)

Así, pasa de dar 90 a 95 CV, y para controlar las vibraciones tan evidentes en la zona media del anterior motor, se abandonaba bien la ciega y se han instalado dos ejes contrarrotantes calando el cigüeñal a 270º. De este modo, las vibraciones no desaparecen, pero casi ni se notan y están presentes como deben hacerlo en cualquier motor bicilíndrico grande, pero sin molestar en absoluto.

Como este modelo busca llegar a un amplio espectro de público (y aún más lo serán los próximos modelos BMW 850 que evolucionarán de los anteriores 800 como la R o la GT) por lo que los asientos tienen varias alturas regulables y además la opción de chasis rebajado. De momento, en esta 850 la distancia al suelo se ha reducido a 860 mm, 20 menos que antes, aunque se puede optar también por 815,800 35,875 y 890 p