La Triumph Boneville Bobber es una moto realmente valiente de fabricar… y de comprar. Con asiento solo para uno, es la quintaesencia del minimalismo custom según los ingleses.

No sé si será por los tiempos de crisis, o por la evolución de los tiempos los gustos motoristas, pero esta Triumph Boneville Bobber 2017 es una moto que se atreve a sacar a la venta una moto preciosa, austera y minimalistamente bonita en la que sólo puede montar uno. Es decir, que solamente está homologada para ser llevada por el piloto sin sitio ni posibilidad de llevar pasajero. No es la única en estos tiempos que se atreve a esto porque tenemos la no menos valiente BMW NineT Racer (cuya prueba puedes leer aquí) cuyo diseño viaja también el pasado pero ocupa el segmento deportivo en lugar del custom, pero este si es un tipo de moto habitualmente reservado para ser el rey del bulevar que es admirado por los demás, muchos de los cuales desearían como fuera que les diese es una vuelta en una moto tan preciosa. Sin embargo, Triumph se ha decantado por ese diseño para “lobo solitarios” que, desde luego, con un asiento trasero no sería posible.

Desde luego, no te pierdas este video.

Diseño totalmente nuevo y una moto discreta y a la vez espectacular ¿Cómo es la Triumph Boneville Bobber? Pues imita las formas de las motos que cundieron sobre todo (pero no únicamente) en Estados Unidos tras la II Guerra Mundial. Muchos aficionados cogieron los miles de motos destrozadas, rotas o estropeadas tras la contienda y fueron cogiendo piezas de unas y de otras. Y decir unas y otras tras la Segunda Guerra Mundial en esas tierras, era tener piezas de Harley, Indian y también otras marcas como Triumph que habían participado en la guerra. El caso es que mezclando unas con otras, los aficionados más radicales tenían motos más ligeras que las grandes custom de serie, más divertidas y, además, personalizadas para su uso personal. Tan personal que muchas de ellas llevaban, como este caso, un asiento monoplaza que se mantenía (y amortiguaba, porque muchas de aquellas motos eran “hardtail”) por dos muelles.

Bueno, pues aquí tienes nuestra prueba. Ten cuidado al leer cada una de las secciones porque ya te aviso que esta Triumph Bobber… ¡termina siendo adictiva!

La herencia de la T120 es evidente, y es que desde luego potencia su aura de la familia Modern Classic. De momento, comencemos por el elemento que más llama la atención, y es ese asiento ya no sólo único sino que además se mantiene en voladizo sin que primera vista le soporte nada por debajo. La verdad, cuando lo vi me recordó una de las custom más bonitas que recuerdo, ¡y esto lo digo con todo el perdón para la gente de Triumph porque voy a nombrar una Harley Davidson! Efectivamente, y aunque no era del mismo sub segmento, la Harley Rocker de hace unos años se convirtió en mi estética perfecta para una custom gracias, entre otras cosas, también tenía un asiento en voladizo.

Prueba Triumph Bobber 2017 MotorADN (44)

No obstante, desde luego, no tiene nada que ver porque esta Bobber, su propio nombre lo indica, es un modelo que replica perfectamente aquellas motos duras, muchas de ellas terminadas a golpe de soldadura y lija en el garaje de un motorista con sus amigos. Es decir, muy lejos de lo que habitualmente valoramos hoy día en una moto de serie. No obstante, incluso ese aspecto duro y descuidado se ha cuidado (valga la redundancia) al máximo. Todo está bien hecho, los tornillos son de calidad, pero se cuidan detalles como que el “Triumph” del depósito o el “Bobber” de las tapas laterales sean pintados… como serían realmente una preparación de garaje. Además, la cerradura de arranque está en un lateral y el bloqueo de la dirección en la tija, como eran las cosas antes.

Prueba Triumph Bobber 2017 MotorADN (17)

Por cierto, a este respecto debo citar un detalle realmente elegante. El tapón del depósito en la mayoría de las custom va simplemente a rosca, lo que queda muy “auténtico” pero realmente incómodo porque te lo pueden robar en cualquier momento. En esta Triumph Bobber tienes la opción de dejarlo con la cerradura echada o dejar la cerradura abierta para poder roscarlo simplemente con la mano como los auténticos tíos duros.

Fotos Triumph Bobber 2017 (63 imágenes)

No obstante, centrémonos en cosas más técnicas. El motor es el 1200 bicilíndrico Twin calado 270° con culata multiválvulas y refrigeración líquida cuya base ya pudimos ver el año pasado en modelos como la Thruxton o la T120, y que por supuesto se desarrolló entre otras cosas para sortear sin problemas la  Euro4.

Tiene dos variantes. Por ejemplo, en la primera podemos ver el motor HP (High Power), pensado para dar más potencia (97 CV) en modelos como es el caso. En cambio, en la Bobber que probamos aquí tenemos la variante HT (High Torque) que declara 77 CV y que logra más par a menos revoluciones. Además, todos estos nuevos (aunque cuidan mucho su aspecto clásico) motores, incorporan una carga tecnológica ideal para su uso. Por ejemplo, los inyectores están dentro de unos falsos carburadores antiguos para no perder la estética. Además, incorporan ABS, curvas de potencia (Road y Rain) y control de tracción fácilmente regulables.

Prueba Triumph Bobber 2017 MotorADN (20)

Delante tiene horquilla convencional con llantas de 19 pulgadas, mientras que detrás simulan las formas de un Hardtail  (sin amortiguación trasera) pero realmente el amortiguador es progresivo con bieletas y está justo debajo del asiento. Por cierto, el asiento no solamente impacta por su diseño, sino por la posibilidad de ajuste. Se puede regular su posición tanto en altura como en longitud al depósito, por lo que termina resultando muy cómodo. Eso sí, necesitas herramientas y algo de tiempo para poder hacerlo. Por otro lado, al no tener sitio bajo el asiento es de esas “nuevas clásica” que te obliga llevar la documentación de la moto en el bolsillo. Algo incómodo, pero todo vale la pena por hacer una prueba a la Triumph Bobber ¿No hemos dicho que era para tios duros?

Los frenos son Nissin (discos de 310 y 255 mm respectivamente) aunque detrás simulan las formas de un clásico freno de tambor ¡Estos chicos de Triumph están en todo!

Fotos Triumph Bobber 2017 (63 imágenes)

Cuando probamos la Thruxton en su momento disfrutamos de sus excelencias, esa mezcla mágica entre estética y sonido clásico combinado con excelencias como el acelerador electrónico o un buen ajuste de la inyección o el control de tracción me encantaron. En este caso estamos ante el motor con menos potencia pero más par, y además montados sobre una custom que no es una sport.

Prueba Triumph Bobber 2017 MotorADN (58)

 

No obstante, en cuanto puedas rodar cinco minutos sobre ya te das cuenta de que estás ante una de las custom que mejor comportamiento dinámico puedes encontrar en el mercado. Primero es que sus ruedas están hechas especialmente para este modelo, pero sobre todo es que las medidas son perfectas. Parecerán bastante estrechas, lo que se demuestra que se ha huido del gigantismo habitual en el segmento custom, y logran agilidad y estabilidad por igual, sobre todo teniendo en cuenta que su excelente chasis consigue que roces las estriberas sin perdón en cualquier curva, rotonda o esquina. Y no es que la Bobber tenga los apoyapies especialmente bajos, sino que su comportamiento es tan eficaz que maniobras como cambiar de trazada entramos de curvas muy seguidos se consigue una facilidad simplemente sorprendente. Además, aunque pese unos 240 kg. con los llenos hechos y mida 1 punto 510 mm entre ejes, cuando rueda sobre ella parece más corta y ligera.

Prueba Triumph Bobber 2017 MotorADN (30)

El  tacto del motor es poderoso y eficaz casi cualquier marcha, todo ello acompañado de un reloj central de diseño también clásico, pero excelentemente diseñado con todos los detalles que necesitas. Puedes ver bien el punto del control de tracción, la curva de potencia o la marcha engranada, detalle este muy importante en motos de gran cilindrada unitaria. El mínimo giro acelerador se convierte en un limpio empuje y tracción hacia delante, y además aquí tenemos transmisión por cadena, no por correa ni cardán como en otras custom. Por lo tanto, las sensaciones que nos da nos son mucho más familiares.

Prueba Triumph Bobber 2017 MotorADN (36)

Los frenos funcionan, pero el detalle estético de los retrovisores en los puños del manillar (que me encantan, quede claro) no te permiten a veces presionar la maneta cerca del extremo para tener más palanca, y a veces da la impresión de que frena menos de lo que realmente consigue. La solución está en retrasar un poco el soporte de la maneta.

Bueno, y con Triumph y más en la Bobber no podemos dejar de hablar de personalización, y aquí los chicos ingleses tampoco se han cortado. De momento, aparte de disponer de más de 150 accesorios, elementos como la amortiguación y los escapes “de catálogo” se han encargado ni más ni menos que a Fox y Vance&Hines ¡Ahí es nada!

Fotos Triumph Bobber 2017 (63 imágenes)

Su ergonomía “hot rod” (es decir, asiento bajo y brazos estirados) hace que tu velocidad natural para ir cómodo ronde como mucho los 120 km/h, aunque si tu cuello y tus hombros aguantan desde luego puedes ir infinitamente más rápido. No obstante, desde luego no es la moto ideal para meterse etapas turísticas maratonianas.

Prueba Triumph Bobber 2017 MotorADN (42)

La excelente inyección electrónica que consigue unos consumos bajísimos, de 5,3 l en nuestro caso a pesar de disfrutar con ella en zonas de curvas… Aunque desde luego exprimiendo el motor mucho menos que lo haríamos en una deportiva. No obstante, con un depósito de menos de 10 l. (los depósitos tipo “cacahuete” de principios de los 50 no daban para más) tenía para casi 200 km… Y evidentemente yo pararía cada bastante menos para estirar las piernas.

Prueba Triumph Bobber 2017 MotorADN (23)

Toscamente elegante, tecnológicamente dura, modernamente clásica, esta moto es un ejemplo de cómo hay que seguir la línea actual de las motos retro, vintage o como quiera llamarlas. La Triumph Boneville Bobber es un ejemplo de elegancia y saber hacer, y en Triumph han tenido valor de sacar una moto para motoristas duros y solitarios… o duras y solitarias.

Por cierto, su precio está entre los 12.900 y 13.200 euros dependiendo de la decoración. Ojalá tengan el éxito de ventas que se merecen.

Fotos Triumph Bobber 2017 (63 imágenes)

TRIUMPH BONEVILLE BOBBER 2017: LIKE-NO LIKE LIKE-NO LIKE

LIKE: Diseño. Motor. Chasis.

NO LIKE: No tiene sitio para llevar la documentación. Sitio solo para uno (¿esto es a favor o en contra?). Posibilidades ruteras

Fotos Triumph Bobber 2017 (63 imágenes)