Bajar la altura de tu moto es tu prioridad ¿Ya has rebajado el asiento de tu moto y, aunque te ha quedado estupendo, te sigue faltando algún centímetro? Pues vamos a ver que se puede hacer…

Tras leer nuestro primer reportaje, quieres bajar aún  más  la altura de tu moto porque solo llegas con las puntas de los pies, o solo de uno. No puedes bajar más el asiento, o no quieres porque prefieres no interferir en la estética de tu moto  ¿Buscar otra solución? ¿Qué más puedes hacer? ¡Pues en la amortiguación puede estar la respuesta!

Fotos bajar amortiguación de la moto para llegar al suelo (13 imágenes)

 

Bajar la altura de la moto / Bajar las suspensiones

Entramos ya en un tema un poco más delicado. Variar alturas en una moto, ya sea delante o detrás, es un asunto delicado que no se debe tomar a la ligera ya que automáticamente modificarás la “geometria” de la moto, con todas sus consecuencias posteriores. Esta geometría fue concienzudamente planificada en su momento por ingenieros especializados para garantizarnos una estabilidad y un comportamiento intachables en cualquier modelo y marca que compremos. Se entiende entonces que cualquier ajuste, por pequeño que sea (¡hablamos de milímetros!!!) repercutirá en el comportamiento de la moto.

No vamos ahora a entrar de manera detallada en el apasionante mundo de geometrías, avances, etc… lo dejamos para otro, pero sí hay que saber la importancia del tema que estamos tratando.

Bajar amortiguación de la moto para llegar al suelo (8)

Dicho esto, ¿cuales son esas modificaciones posibles y cómo lo hago? O mejor dicho… ¿cómo lo hacen?  Ya que, para mí, es fundamental que cualquier modificación de este tipo pase por las manos de un profesional altamente cualificado, especializado en suspensiones o con amplia experiencia y reputación en este campo.  Vamos, ¡que sepa muy bien lo que hace!

Ahí estará el secreto del éxito… ¿Le vas a dejar esta responsabilidad a tu primo o cuñado quien, con la mejor voluntad del mundo y mucho entusiasmo, hará lo que pueda (o/y sepa) o llevarás la moto a un taller profesional con años de experiencia?  ¡Personalmente, no me arriesgo! Hace ya años yo, por ejemplo,  confío en Manolo de TCM Motor y su equipo de mecánicos. Y no es que sea publicidad encubierta, sino para mostar que es importante contar con buenos “mecas” o técnicos de confianza para resolverte no solo problemas puramente técnicos sino también otros, como este, menos convencionales.

Ahora sí, veamos esas opciones…

Una solución es, por ejemplo, variar la altura de la moto en la parte delantera bajando la tija (o, lo que es lo mismo, subiendo botellas) ligeramente, para no cambiar mucho las geometrías de la moto. Conseguiremos así una moto mucho más ágil y ligera a la entrada de curvas, pero comprometeremos su comportamiento en salidas de curvas rápidas e incluso en rectas.

En este video puedes ver bien como se hace.

 

Kit para disminuir la altura de la moto (o para aumentarla, si tienes el problema inverso…)

Es una solución mecánica relativamente fácil con la que podrás ganar entre 1 y 4 cm. Existe una gran variedad de kits: comprueba siempre que estén homologados y recuerda que cada uno es específico para una marca, modelo y año de moto. También algunos constructores te dan la posibilidad de elegir esta opción en el momento de la compra de tu moto.

Estos kits se componen de unas bieletas (pieza en la que apoya el amortiguador trasero) que harán que la suspensión trasera descienda al cambiar su punto de anclaje.

Otro factor interesante es que no suele ser una solución demasiado cara y es reversible (siempre puedes volver a los reglajes anteriores si lo necesitas).

 

Recuerda que para que el conjunto esté equilibrado, probablemente debas bajar la parte delantera regulando la altura de los tubos de horquilla. De lo contrario, la moto podría quedar baja de atrás con un comportamiento menos ágil.

Aunque con la mayoría de los kits no tendrás que preocuparte, recuerda comprobar que la pata de cabra se modifique para adaptarse al nuevo tamaño de tu moto, ya que al ser la moto más bajita tendrá menos inclinación estacionada. Si no, tendrás que tener mucho cuidado dónde aparcas, que haya un poco de desnivel para compensar… De todos modos, insisto, un buen profesional ya habrá pensado en este detalle también en el momento de instalarte el kit.

Otro apunte: tus problemas de altura no solo implican a tus piernas… Si traes de serie unas piernas para una estatura de 1’60, evidentemente tus brazos también estarán pensados para esa talla. Por lo tanto, si después de todos estos reglajes también pides que se regule la posición del manillar (o incluso lo sustituyes por otro), podrás casi alcanzar el Nirvana!

Y ahora nos queda por ver nuestro próximo artículo de esta serie con otra solución: ¿Y si cambiamos al amortiguador?

TU MOTO Y LA ALTURA: ¿EL TAMAÑO IMPORTA? 3ª PARTE: AMORTIGUADORES CORTOS, BOTAS ALTAS

Y si quieres leer también el primero, aquí lo tienes:

Tu moto y la altura: ¿EL TAMAÑO IMPORTA? 1ª parte. Con los pies en el suelo.