La Harley-Davidson Street Rod 2017 es la gran novedad de Harley para este año. Mezcla la leyenda musculosa de la V Rod con la facilidad de uso de la Street 750.

El reciente motor 750 V2 de Harley Davidson se usó por primera vez hace ya dos años en la Street 750. La moto en sí gusto más o menos en el mercado, dependiendo sobre todo del potencial comprador, pero lo que desde luego si gusto a todo el mundo fue el excelente motor. Un propulsor moderno, con inyección electrónica y refrigeración líquida, suave y repleto de par, era lo que necesitaba Harley para crear motos menos arisca si más fáciles que las que tenía hasta ese momento, sobre todo para captar una nueva generación de clientes no tan “auténticos” y duros como nos tiene acostumbrado a la imagen de la marca.

Por lo tanto, estaba claro que este encantador motor empezaba su andadura con la Street, pero pronto sería instalado en nuevos modelos, que todos esperábamos que tuvieran diseños y terminaciones más acorde con lo que todos esperamos de una Harley. Parece ese momento llegado con la nueva Street Rod

¿Cómo es?

Como decimos al principio, aprovechando la base de la popular Street 750 y su moderno motor (creado, entre otras cosas, para poder pasar sin problemas las nuevas normas de emisiones), se ha mezclado con el espíritu de dragster custom de la familia V Rod para crear precisamente eso: una muscle bike popular.

El suave y eficaz motor 750 se ha retocado y se denomina High Output Revolution X 750 V-Twin, dando un 20% más potencia y 10% más par, y también más capacidad de subir de revoluciones. La zona roja pasa de ocho a 9000 revoluciones y, de hecho, ahora la potencia máxima llega a las 8750 revoluciones, algo casi impensable antes, y el par máximo 4.000.

Fotos Harley Street Rod 2017 (4 imágenes)

Recordemos que el ángulo de la V no es 45° como es habitual en las Harley, sino 60° para permitir mayor suavidad y prestaciones… como ya tenían las VRod. Además, inyección electrónica, ocho válvulas y refrigeración líquida. Tiene una caja de filtro más grande y nueva inyección de 42 mm, con árboles de levas más cruzados. Como guinda, la compresión aumentado de 11 a 12:1.

Como veras, todo pensado para que el nuevo motor respire mejor que el anterior, sí, debe ser suave, pero también con un punto agresivo y adrenalínico.

El chasis también se ha retocado con nuevas geometrías. Por ejemplo, la dirección baja de 32 a 27°, lo que si una modificación realmente importante para ganar agilidad. Por otro lado, para no perder estabilidad y no perder tracción, el basculante es más largo.

Ambas llantas son de 17 pulgadas, habitual en las deportivas, y con medidas prácticamente deportiva ligera, con 120 de ancho delante y 160 detrás. El asiento sube ligeramente hasta los 765 mm. De este modo, lógicamente cambia la ergonomía y se eleva el centro de gravedad, con lo que también es más ágil. La capacidad de inclinación pasa de 28° hasta los 37 a la derecha y 40 el izquierda… ¡Un incremento espectacular!

Siguiendo con este espíritu sport, delante podemos ver una horquilla invertida de 43 mm y amortiguadores traseros con depósito separado. Como debe ser, equipa dos discos delanteros de 300 mm con el ya obligado ABS aunque, eso sí, con pinzas de sólo dos pistones.

 

Estilo

Con una moto así, se podría esperar unas decoraciones más espectaculares, pero está claro que el espíritu Dark Custom que ya apareció en Harley hace casi 10 años se mantiene. No tiene más que ver las fotos para ver que en negro mate sigue presente para darle ese toque “diabólico” habitual en las Dark. No obstante, también se podrá elegir en colores verde oliva y Charcoal Denim.

También el nuevo manillar tipo “drag” crea una imagen más agresiva y mayor control del tren delantero, junto con los retrovisores colocados en el extremo del manillar. Precioso.

El presente color negro se combina con piezas que reforzar su imagen deportiva como la cúpula tipo dragster, el guardabarros trasero perforado o los intermitentes led.

El ingeniero jefe de Harley Davidson, Mathew Weber, da su opinión sobre esta nueva creación:

“El nuevo motor High Output Revolution X 750 de la Street Rod equipa unos árboles de levas más cruzados, culatas de alto flujo, una mayor compresión y una línea roja situada más arriba. Reclama tu atención. Y queríamos una parte ciclo que estuviera a la altura, con un comportamiento preciso y agresivo, ideal tanto en el tráfico urbano como en carreteras de curvas. La nueva posición de pilotaje derivada del triángulo que forman el asiento, las estriberas y el ancho manillar ofrece una gran capacidad de control de la moto. ¡Y que además sea tan atractiva – y muy cercana a los primeros bocetos que salieron de la mesa de dibujo– nos motiva también especialmente!