La Suzuki Burgman 400 es la verdadera base de lo que hoy conocemos como megascooter. Ya estuvimos en su presentación, pero aquí la hemos probado a fondo… Muy a fondo.

Si, el título de esta prueba es una parodia de la famosa frase que dijo Neil Armstrong cuando pisó la luna por primera vez, aquella de “Un pequeño paso para el hombre pero un gran salto para la humanidad”. Realmente, la Suzuki Burgman 400  rompió con todo lo establecido cuando apareció en 1998. Frente al clásico scooter “tipo Vespa” ofrecía un diseño mucho más moderno y elegante, un potente motor de 400 que hasta entonces era lo más de lo más que se había montado nunca en un vehículo de este tipo, con una capacidad de carga absolutamente insondable debajo del asiento y unas posibilidades como GT pocas veces vistas en una moto, y mucho menos en un scooter ¡Incluso incorporaba un coqueto y cómodo respaldo para el pasajero! El éxito fue inmediato y así Suzuki cimentó la fama de la incombustible Burgman.

Como decíamos, citar una frase tan histórica como la de Armstrong (el astronauta, no el ciclista, claro) puede parecer exagerado, pero os aseguro que el cambio de la nueva Burgman sobre las anteriores es espectacular… ¡Y también que a los periodistas siempre nos gusta poner titulares que llamen la atención!

PRUEBA SUZUKI BURGMAN 400 2017: LA PRESENTACIÓN

Bromas aparte, la verdad es que todas las características técnicas de la nueva Suzuki Burgman 400 puedes ver las en nuestro el reportaje que hicimos en el momento de su presentación, pero hagamos un pequeño repaso antes de continuar con la prueba.

Prueba Suzuki Burgman 400 2018: salto hacia delante.

Empecemos por lo más evidente: el diseño. Ahora la Burgman es mucho más estilizada, atlética y con un aspecto mucho más dinámico. De esta forma se adapta a las formas modernas, con más querencia a los scooters con aires digamos “deportivos” (la influencia de la Yamaha TMax en el mercado ha sido brutal). Así, toda la parte trasera es bastante más estrecha y afilada adoptando unas líneas, según dice literalmente Suzuki, más tipo coupé, adaptando ese lenguaje automovilístico tan del gusto del cliente potencial de las Burgman. Aquí tienes el video, ¡no te lo pierdas!

Así, las ópticas frontales son ahora más compactas y “deportivas” con toda una batería de luces led integradas, tanto delante como detrás. Por otro lado, hay un detalle muy importante para la estabilidad que es un amortiguador con bieletas colocado horizontalmente en la parte inferior, que permite en parte la estilización de toda la zona trasera. Aquí también tiene gran importancia una nueva llanta delantera que ahora es de 15 pulgadas frente de 14 anterior, y el nuevo chasis bastante más reforzado que antes.

Suzuki Burgman 400 2017 presentación MotorADN (4)

Además, para mejorar la manejabilidad en parado (algo muy crítico en todos los megascooter), se ha recortado la plataforma a la altura de los pies para reducir el arco de las piernas y que sea más fácil llegar al suelo. Y  detalles para la comodidad no faltan, como por ejemplo que el asiento tiene 20 mm más de acolchamiento lo que eleva su grosor total a 78,5 mm, y un pequeño respaldo regulable horizontalmente de 15 a 30 mm. Por cierto, como detalle estético el cosido del asiento es rojo. Por cierto, el peso ha bajado 7 kilos (de 222 a 215), por lo que eso que se ha ganado en manejabilidad.

Suzuki Burgman 400 2017 prueba MotorADN (5)

Claro que, como deducirás, si la moto es más estrecha, tiene menos espacio, por lo que la legendaria capacidad de carga de la Burgman 400 será menor. Pues sí, esa sensación de tener el maletero de un coche ranchera ya no está, pero siguen cabiendo dos cascos aunque según la marca sólo uno integral, mientras el otro debería ser abierto. No obstante, probé a meter dos integrales y tienes que buscar la posición concreta de ambos, pero sí que caben con su capacidad total de 42 l y un peso máximo de 10 kilos, ¡no está nada mal! Además, tiene dos pequeñas guanteras laterales en la parte delantera (cuyas tapas no son bloqueables… Detalle a mejorar) muy profundos, con lo cual tienen buena capacidad, y con toma de corriente.

Suzuki Burgman 400 2017 presentación MotorADN (8)

En cuanto a seguridad, aparte del ya obligado ABS (cuyo unidad pesa 750 g menos que antes) con doble disco delantero de los 160 mm frente al simple disco de antes, tiene buenos sistemas de bloqueo como un buen freno de mano (ya sabes, por si te paras en una cuesta), el Suzuki Advanced Immobiliser System  (SAIS) con su tapa deslizante de la cerradura y un anclaje en el chasis para poder anclar un antirrobo.

La pantalla también es más pequeña y menos aparatosa que antes, con lo cual deja mejor visión pero protege menos del aire.

Suzuki Burgman 400 2017 prueba MotorADN (22)

El cuadro de instrumentos también es más completo, con un indicador de hielo que se enciende por debajo de los 3 y se apaga por encima de los 5, tiene un velocímetro y tacómetro analógico con muy buena lectura que además tiene doble cuentakilómetros, escala de combustible digital, temperatura del agua, indicador de consumo medio reloj y termómetro de temperatura ambiente. No obstante, lo más remarcable como novedad es el indicador Suzuki  Eco Drive, que como ya hemos visto en otros modelos se enciende cuando la relación entre régimen de motor y velocidad es la adecuada para combinar consumos y emisiones de la mejor manera posible.

Prueba Suzuki Burgman 400 2018: motor

El motor sigue básicamente igual, con sus 399 cm³ pero bastante retocado a nivel electrónico y termodinámico, con por ejemplo una nueva caja del filtro más grande (4,2 a 5 l de capacidad ahora) y bujías de iridio. Aparte de para mejorar el rendimiento, este proceso de “refinamiento” ha sido obligado para pasar la dichosa Euro4– no te pierdas nuestro reportaje sobre esta normativa y las motos a la que ha afectado-y que ha rebajado ligeramente la potencia máxima, que pasa a perder 1 Kw quedándose en 30 CV.

Fotos PRUEBA SUZUKI BURGMAN 400 2017

Además, incorpora un sistema de control automático del ralentí denominado ISC que hace el arranque increíblemente suave, muy diferente al clásico retumbar de la mayoría de los monocilíndricos y especialmente en los scooters, aunque como siempre para arrancar has de tener la moto sobre el caballete y con la pata lateral plegada.

Prueba Suzuki Burgman 400 2018: Mucho mejor.

Como digo, la Suzuki Burgman marcó un antes y un después en el mundo del scooter. Cómodo y elegante para la ciudad, y grande, potente y con buena capacidad de carga para poder viajar sin problemas. No obstante, lo cierto es que en cuanto se rodaba rápido la estabilidad con chasis de scooter y rueda pequeña era muy justa. Por ejemplo, al enfilar una curva comenzaba un bamboleo característico de los primeros megascooters. Sin embargo, aquí Suzuki lo ha solucionado de la mejor manera posible. No solamente es que la moto sea más estrecha, por lo que también es más aerodinámica, sino que la nueva rueda delantera y la centralización que supone el nuevo amortiguador consiga que puedas trazar curvas largas e incluso hacer cambios de dirección con una seguridad que antes era impensable. Sin duda, la deriva de la Burgman hacia el segmento “sport” con la misma base que ya conocíamos ha sido acertada. De verdad que sorprende, sobre todo cuando has tenido oportunidad de probar los modelos anteriores.

Suzuki Burgman 400 2017 prueba MotorADN (35)

Otro detalle que se deriva de estas líneas más aerodinámicas es lo permisiva que es la nueva Burgman 400 con el viento lateral. Incluso en momentos de mucho, mucho viento en carretera de montaña y autovía, la temible sensación de empuje incontrolado que suelen tener las rachas de aire sobre los modelos con mucha sección lateral (como los megascooters) se reduce muchísimo. Sin duda, un gran punto a favor.

No obstante, después de el buen comportamiento que ofrece este modelo con todos los retoques de su parte ciclo-no olvidemos que el chasis tampoco es igual que antes, porque ahora está muy reforzado y por tanto es más rígido-, llama la atención su motor. Si, la catalización que ha impuesto la Euro4 la hecho perder 1 Kw (o sea, 1,3 CV), no solamente es que no se note sino que parece que tiene más fuerza que antes. La respuesta en bajos y medios es infinitamente mejor, lo cual está también sin duda relacionado con el ajuste entre acelerador, inyección y variador. Vamos, lo que se suele conocer como ajuste general del motor. Deberá que sus prestaciones generales son mucho más disfrutables por cualquier motorista, y repito que incluso en zona de montaña y curvas disfrutas con esta Burgman 400 2018 mucho más que antes.

Suzuki Burgman 400 2017 presentación MotorADN (11)

En un tramo mixto ciudad-autopista-puerto de montaña llegamos a los 5,1 l, consumo realmente bajo teniendo en cuenta que en los dos últimos entornos se exprimía el acelerador todo lo posible, incluso llegando al corte de encendido. Repito: en todo momento la estabilidad fue impecable y las vibraciones mínimas.

En cuanto a su velocidad máxima, a 140 km hora está ya al límite de lo que puede llegar este motor (con el motor aún por rodar del todo, algo muy importante los grandes monocilíndrico os), entre otras cosas porque ya estás dentro de la zona roja cerca de las 9.000 rpm y el corte de encendido es poco más tarde, que por cierto entra a veces cuando pillas un largo tramo inclinado. La protección aerodinámica también es menor que antes, pero también tiene menos turbulencias por la anchura de la pantalla. Desde luego, si desde un tamaño normal, te podrás esconder relativamente bien detrás de su frontal más estilizado que antes

Suzuki Burgman

Suzuki Burgman

La capacidad de carga bajo el asiento, como hemos dicho, si que es inferior al anterior pero sigue siendo muy espacioso, y desde luego los dos cajetínes frontales son realmente grandes, aunque aquí se echa de menos que no tengan cerradura para poder dejar cosas dentro cuando la dejes aparcada. Además, con su estabilidad mejorada notará menos las turbulencias si decides instalar un buen “top case” trasero.

Los frenos, con doble disco delante, sí que tienen una potencia bastante justa, y otro detalle mejorable es el acceso a la cerradura del tapón de gasolina bastante incómodo. ¿Más detalles que me gustaría ver en una próxima evolución?, pues que se puediese navegar por el menú y la información del cuadro presionando en las piñas, no presionando botones directamente en el cuadro, que es incómodo y ya antiguo, lejos de la imagen “select” que debe tener toda una Burgman.

Suzuki Burgman 400 2017 prueba MotorADN (14)

Prueba Suzuki Burgman 400 2018: Conclusión

Definitivamente, la nueva Suzuki Burgman 400 es mucho más estable y tiene mucha mejor respuesta a todos los niveles que antes. Muchos echarán de menos la ligera pérdida de hueco bajo el asiento, pero realmente este detalle no es tan grande como su mejora en todos los demás aspectos. Más bonita, sport y fácil de mover en parado gracias a su estilización y detalles como los de recortes en la plataforma para poner los pies, también te será más fácil aparcar y mover en parado, pequeño gran detalle para un modelo muy usado en ciudad y a diario, muchas veces olvidado por los fabricantes y diseñadores. Además, recuerda sus sistemas antirrobo y el freno de mano, también fundamental en el día a día.

Los clásicos tienen que mejorar para mantenerse, y Suzuki lo ha hecho con la Burgman 400.

Prueba Suzuki Burgman 400 2018: LIKE-NO LIKE    LIKE-NO LIKE

LIKE- respuesta motor. Estabilidad muy mejorada. Comodidad.

NO LIKE- menor capacidad de carga. Menos protección aerodinámica. Sin navegación en el cuadro desde las piñas.

Ficha técnica Suzuki Burgman 400 2017