La Suzuki GSX-S 750 es la digna  heredera   de varios modelos de Suzuki. Ha juntado todas sus virtudes y ha logrado una de las naked deportivas más fáciles y efectivas de llevar que puedes encontrar.

Pues sí, Suzuki parece querer desarrollar modelos buenos, bonitos y baratos que lleguen a todo el mundo. Es en la filosofía que ha seguido con la nueva generación de Strom 600 y 1000, también con la discreta pero muy efectiva SV 560 y las hermanas mayores de esta que hoy nos toca, las GSX-S 1000.

Veamos las características de esta nueva  Suzuki GSX-S 750.

Desde luego, su nombre no puede llamar a engaño, y desde luego está claro que su herencia más directa, aunque lejana en el tiempo, es la legendaria GSXR 750, el modelo que marcó el principio de lo que hoy conocemos como superbike. En este caso, el motor se basa en el del modelo 2005, que fue un modelo a seguir desde su aparición y el hecho de que Suzuki lo use en este modelo 2017 lo demuestra. No obstante, por supuesto, ha tenido que disfrutar de varios retoques para pasar la famosa norma Euro 4, entre los que están detalles técnicos internos como inyectores de 10 agujeros para inyectar y vaporizar mejor la gasolina, de forma que la combustión se optimiza. De hecho, declara unos consumos “muy ecológico” de 4,9 l.

Prueba Suzuki GSX 750S 2017 MotorADN (20)

Por otro lado, por supuesto el escape es totalmente nuevo, extrañamente sin válvula parcializadora. Internamente, también cambia a una relación del cambio más corta para lograr mejores aceleraciones y sensaciones, que al final es lo que busca el usuario de una deportiva desnuda. No obstante, ya avisa que la sexta se mantiene para lograr rodar en carretera abierta sin aumentar el consumo en el esfuerzo el motor.

Suzuki GSX-S 750 (38)

En cuanto electrónica, si incorpora algún gadget útil para la vida diaria, como el Suzuki Easy Start System que básicamente es una ayuda para el arranque de tal forma que sólo tienes que presionar el botón una vez. Si necesita girar el motor más veces, ya se encarga un sistema autónomo hasta que arranque. Lo cierto es que el motor está tan afinado, con esa pequeña ventaja que históricamente lleva Suzuki en la inyección electrónica a sus rivales, que durante nuestra prueba siempre los arranques fueron inmediatos incluso en medio de la ciudad y parando el motor “a mala leche” en los semáforos y con un calor asfixiante. No obstante, otra pequeña ayuda electrónica más útil es la ayuda a bajas revoluciones, de forma que al salir desde parado la inyección “empuja” ligeramente el motor para evitar que se cale. Realmente útil cuando ruedas mucho por ciudad, en carretera lógicamente no entra nunca la acción.

Suzuki GSX-S 750 (43)

En cuanto a electrónica general, lo cierto es que la Suzuki se queda un poco atrasada respecto a lo que vemos y el mercado. Tiene ABS, pero no es regulable, no tiene curvas de potencia, pero si control de tracción regulable en 3 posiciones más desconexión, que hacen un total de 4. Todo lo podemos ver en su nueva pantalla digital y regularlo fácilmente por un pulsador doble en la piña izquierda, todo muy similar a las GSX-S 1000

Bueno, pues en total la moto gana 8 CV (104 CV a 112 CV) respecto a su antecesora, que fue la estupenda GSR 750. Este modelo, que se parecía mucho a esta GSX-S, se presentó en el 2011 y fue posiblemente la mejor de las naked sport medias de su momento, pero en cambio en nuestro mercado no se vendió como se merecía. Ya incorporaba el mismo motor, modificaciones Euro4 aparte y el mismo chasis, un doble viga de acero (no de aluminio, como se ha dicho en alguna revista) que se desarrolló para compensar algún problema que había tenido el anterior doble viga de aluminio de la GSR 600. Apenas subía 1,5 kilos de peso, era mucho más barato de fabricar, infinitamente más resistente y desde el primer momento dio ejemplos indudables de su efectividad, por lo que continuar con el ha sido un acierto de Suzuki.

Suzuki GSX-S 750 (52)

En cuanto al resto de la parte ciclo, incorpora una horquilla invertida muy similar a la de aquella GSR 750, regulable en precarga de muelle y de tacto bastante más firme. Además, ahora incorpora pinzas de cuatro pistones opuestos de diámetro diferenciados, concretamente de 33, 9 mm y 2 de 30.2 mm para ayudar así a la progresividad de la frenada. Ambos discos delanteros son de 310 mm.

Fotos prueba Suzuki GSX-S750 2017 MotorADN (38 imágenes)

Ficha técnica Suzuki GSX-S 750

El color de toda Suzuki que se precie ha de ser azul, y en este caso es, efectivamente, azul eléctrico y negro. Un buen conjunto que resulta elegante, agresivo y transmite la esencia que cualquier aficionado busca en una Suzuki deportiva.

Una de las grandes cualidades de los últimos modelos de Suzuki es que consigue darte la impresión de ser tu moto de toda la vida, como aquella que disfrutas de hace un lustro, dos o más. Simplemente meter la llave (bastante larga, lo que resulta algo incómodo de transportar), girar y presionar el botón. Como hemos dicho, incorpora el sistema “Suzuki Easy Start System” que explicamos en el apartado anterior, pero no hace falta. El arranque es absolutamente inmediato y proporciona un sonido limpio de 4 en línea clásico de Suzuki.

Incluso en una mañana fría, no tienes ningún problema en rodar con ella desde el primer instante porque, como también explicamos, tiene el sistema de ayuda bajas revoluciones que evita que el motor caiga de vueltas se pueda calar o tengas que “patinar” un poco el embrague enfrió al salir de la garaje o circular por la ciudad. En este entorno, al ser una naked es estrecha y verdaderamente manejable aunque el manillar resulta un poco corto sobre todo teniendo en cuenta los que hemos probado en algunos modelos de la competencia. No obstante, esto es una cuestión de gustos.

Prueba Suzuki GSX 750S 2017 MotorADN (16)

De todas maneras, donde más disfrutas con ella es en carretera. El motor, a partir de las 6000-7000 revoluciones empieza a aullar y empujar como recordaba de las deportivas de hace ya tanto tiempo… que me da nosequé recordarlo. Además, una de las grandes marcas de la casa de Suzuki ha sido el cambio, y en este caso no lo es menos. Puedes subir o bajar marchas sin problemas aunque, eso sí, usando siempre el embrague porque la equipación justita de electrónica para este modelo no incorpora cambio semiautomático. ¡Qué pena, porque mejoraría su comportamiento y su capacidad de disfrute una barbaridad!

OSuzuki se ha esforzado en recordarnos que no es una GSR anterior modernizada, si no un modelo nuevo, aunque a mí la verdad es que me recordaba mucho. No es de extrañar, porque su chasis y la base del motor son las mismas. Lo que si se notan este caso es que el freno tiene un tacto bastante más firme (el gran punto mejorable de aquella GSR) y que además no tiende a hundirse con el uso o el calor, así como la amortiguación que es también bastante mejor. No es especialmente ligera con sus 213 kilos, pero la verdad es que a la hora de montar ya parece que pesa bastante menos.

Prueba Suzuki GSX 750S 2017 MotorADN (4)

La ergonomía es cómoda, lo que te permite hacer bastantes kilómetros sin cansarte, aunque personalmente siempre estuve pensando que me gustaría otro manillar. Desde luego, perfecta para hacer viajes si no fuera por la falta de protección propia de una naked. Además, este respecto tiene varios detalles pensados para fijar bien un eventual equipaje, como anclajes para pulpos en las estriberas o pequeñas cinchas escamoteables bajo el asiento como puedes ver en las fotos. Bueno detalles tienen esos chicos de Suzuki.

Prueba Suzuki GSX 750S 2017 MotorADN (10)

El intrusismo del ABS es muy efectivo, así como el del control de tracción en sus distintos parámetros que además son fáciles de regular con el doble botón en la piña izquierda. Además, todo se ve bien en la pantalla digital a pesar de ser pequeña. Los datos también integrados y se pueden distinguir, aunque la luz del sol tiende a reflejarse.

Fotos Suzuki GSX-S750 2017 (69 imágenes)

Ficha técnica Suzuki GSX-S 750

Personalmente, el diseño me parece correcto. Es decir, que no es fea, pero ni mucho menos tan bonita como alguna de las nuevas creaciones de otras marcas… Que también son más caras, desde luego. Básicamente la parte delantera me gusta y la trasera no, como me ocurrió con las 1. 000 porque, básicamente, las líneas son iguales. Desde luego, el diseño del colín no me parece una maravilla, y aparte el asiento es un poco pequeño para disfrutar de un viaje a dúo.

Prueba Suzuki GSX 750S 2017 MotorADN (6)

No obstante, debajo de él si que tienes espacio para poder transportar pequeñas cosas como la documentación, el móvil, la cartera o incluso un pequeño anti robo. Otro buen detalle.

Prueba Suzuki GSX 750S 2017 MotorADN (8)

Suzuki ha buscado hacer una moto fácil de llevar, a la que es fácil acceder  (cuesta 9.199 €, un buen precio) y a que te adaptas al instante de montarte en ella. No necesitas consultar mil datos en el manual de usuario para poner a punto nada, simplemente arrancar y disfrutar de un excelente motor, un excelente chasis, una moto manejable, bonita y con la que disfrutarás hasta el último momento. Como el últimos modelos de Suzuki (Strom, por ejemplo), los años de evolución de su motor les han permitido pulir el producto hasta tener un funcionamiento perfecto que refuerza esa sensación de facilidad de conducción y que te resulte familiar desde el primer momento. En cualquier caso, y si te gustan las motos que cumplen también en el trato deportivo como en un uso diario, la Suzuki GSX-S 750 es una elección que deberás tener muy en cuenta.

Fotos prueba Suzuki GSX-S750 2017 MotorADN (38 imágenes)

Ficha técnica Suzuki GSX-S 750