Los ingenieros desarrollan inventos cada vez más raros para dañar cada milésima con las MotoGP. El último de moda es el “Holeshot” ¿Y eso qué es?

En el mundial de MotoGP vemos inventos cada temporada para evitar perder espacio en una frenada, en una aceleración o en cualquier curva. Muchos de estos inventos nos parecen raros, y suelen tener nombres rimbombantes. Pues el que esta pretemporada resuena con más fuerza en equipado es el “Holeshot”.

Detrás de este nombre, que parece de un superhéroe de la Marvel, se esconde un sistema que evita que el tren trasero de la moto se hunda en la fase de aceleración desde parado más importante de toda la carrera. Es decir, la misma salida. Este sistema ya lo desarrolló y usado Ducati, que como en otros “inventos araña milésimas”, ha sido rápidamente copiado por la competencia… Lo cual quiere decir que muchos se reirán de estos inventos, pero deben funcionar si les copian. Recuerda el escándalo de los alerones de la pretemporada pasada, del que hicimos los reportajes que puedes leer pinchando aquí .

Lógicamente, en la aceleración brutal que se hace en la salida desde cero en cada carrera de MotoGP, uno de los grandes problemas es no perder la rueda delantera, que tiende a elevarse. Vamos, lo que toda la vida sea llamado a ser un caballito. Realmente esto ocurre porque al acelerar, pasa repentinamente toda la potencia a la rueda trasera, pasando por el amortiguador que tiende a hundirse por el empuje de la fuerza proveniente del motor. Al comprimir el amortiguador trasero, se aligera la parte delantera y por eso se eleva.

Por tanto, ¿qué se debe hacer para evitar este caballito, que hace perder avance lineal a la moto? (O sea, perder metros hacia delante para llegar antes a la curva) ¡Pues evitar que el amortiguador trasero se hunda! Para ello, las Ducati equipan una llave o palomilla en la tija que bloquea el recorrido de su amortiguación trasera, y que el piloto ha de ajustar justo antes de la salida. De ese modo, puede acelerar todo lo que quiera que la parte trasera no se hundirá y por lo tanto la rueda delantera no se elevará. Además, este sistema tiene una ventaja secundaria que es, puesto que deja comprimido el amortiguador trasero, bajar el centro de gravedad. Así la moto es más baja y algo más larga y que la hace más estable en aceleración

Pero claro, como te imaginas, no pueda ser toda la carrera con el amortiguador trasero comprimido, porque para acelerar está muy bien, pero para alcanzar altas velocidades en recta, frenadas al límite o trazar una curva, sería letal. Pues este sistema se “auto desbloquea” dejando libre y en funcionamiento normal el amortiguador trasero cuando se frena con fuerza en la primera curva, porque en este momento la violenta frenada hace que la horquilla se comprima, energía que aproveche el sistema para descomprimir el amortiguador trasero.

Como hemos dicho, ya lo usa Ducati, pero este año marcas como Suzuki y en especial Yamaha están trabajando seriamente en él. De hecho, en los primeros entrenamientos de la marca de los diapasones esta temporada se ha hecho especial hincapié en este sistema, y Maverick Viñales hizo varias declaraciones al respecto, entre otras que al comprimir el amortiguador trasero y la moto quedarse más baja, por su altura le favorecía mucho la salida a llegar mejor al suelo.

Anécdotas aparte, lo cierto es que parece que un nuevo elemento ha cobrado fuerza para arañar centésimas de segundo y algún puesto en la salida de cada carrera de MotoGP. Se llama “Holeshot”.